lunes, 12 de junio de 2017

Envejecer

Constatas, indefectiblemente, que eres un viejo cuando una joven guapísima te sonríe en el tren y todo lo que se te ocurre espontáneamente es comprobar, disimuladamente, si llevas abierta la bragueta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cómo garantizarse la fidelidad de un amante

En el año 1557 una vecina de Cebreros llamada Catalina de Doyague fue denunciada a la Inquisición por utilizar todo tipo de conjuros y male...