viernes, 29 de mayo de 2015

¿Dónde se habrá metido el niño de Quintiliano?

Aviso: Se ha perdido un niño. No creo que lo encontréis, pero si lo encontráis, estará deprimido. Quintiliano lo describe de esta manera:

"Es sensible a la alabanza, disfruta con el triunfo, se entristece si es sobrepasado por otro. Es impulsado por la ambición; lo contiene la censura; la perspectiva del honor lo motiva. Nunca verás en él la pereza”. Institutio Oratoria.

Me temo que este es el niño que no queremos en las escuelas... y que buscan en las empresas.

Ramón Mercader, hogareño

El 18 de octubre de 1978 murió Ramón Mercader. En la foto junto a su mujer, Roquelia Mendoza, en su casa en La Habana.