domingo, 2 de junio de 2013

Por los caminos de Bulgaria



















10 comentarios:

  1. impagable la primera, el resto, buena gente, sencilla buena gente.

    ResponderEliminar
  2. Deu haver estat un viatge magnífic... Recorda a la gent que retratava Kapuscinsky a les seves obres (encara que estaven més a dalt). Les arrugues de la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha estat un viatge magnific. Gràcies per la comparació. La vida o l'arrugues o es rovella.

      Eliminar
  3. Ben tornat, Gregorio, esperem més notícies del viatge, que de moment ja ens ha atrapat.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Noticias habrá, porque el proyecto es publicar lo antes posible un libro con el material que he traído... pero antes tengo que escribirlo.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Algo así, pero el maestro es el maestro. Mi propósito, como se verá es otro.

      Eliminar
  5. pues a mí, viendo las fotos -excepto la primera- se me despertaban cielos, paisajes, caras, estos, miradas, casi casi olores, de aquellos años en mi Navarra natal; gente en los pueblos, con la cachava, con la gorrica, delante de la casa, detrás de una cerca medio rota, sonriendo al visitante o hurtándole la mirada... como en casa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente... en este viaje ha habido un cierto retroceso a formas de vida de los años sesenta. La expectación por el extraño que llega, y la entrega cuando el extraño te sonríe pidiéndote un favor.

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Narciso demócrata o el esnobismo inverso

Leo en el prefacio del Narciso de Rousseau: "Dans un Etat bien constitué, tous les citoyens sont si bien égaux, que nul ne peut êtr...