lunes, 18 de marzo de 2013

Un maestro

Giovanni Do, Un maestro y su alumno, 1637-38

No se ha descubierto tecnología superior a ésta.

8 comentarios:

  1. un maestro y UN solo alumno. Precioso cuadro tenebrista..no sé ve lo que le muestra ¿què será?

    ResponderEliminar
  2. Un maestro y un alumno. Todo lo demás son sucedáneos. Pero hay sucedáneos necesarios cuando lo genuino es inalcanzable.
    ¿Qué le enseña?: Lo que puede llegar a ser.

    ResponderEliminar
  3. Casi se diría que el chico es ciego, atiende a las palabras, mira en su interior. Muy platónica, la escena. Eros está allí, claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Steiner: El maestro es el celoso amante de lo mejor que puede llegar a ser un alumno.

      Eliminar
  4. Por desgracia, pocas veces encontramos a alguien que nos enseña. Quizás, en mi caso, tampoco he sabido aprender. Y ya no digo a mirarnos en el espejo.

    ResponderEliminar
  5. Momo Luri Salvador10:47 p. m., marzo 19, 2013

    Creo que le enseña ,lo que cada uno de nosotros queramos pensar o imaginar,por eso no se ve.Las expresiones de las caras lo dicen todo.

    ResponderEliminar
  6. No és platònic, és pindàric: "sigues el que ets".

    ResponderEliminar

Peter Lawler, Rest in Peace

He even jokingly referred to himself as a “reformed Straussian.”