jueves, 15 de junio de 2017

Sobre las conclusiones apresuradas

Angel Wagenstein recoge esta "hojmá" o parábola hasídica en El Pentateuco de Isaac:

“Trata del ciego Iosel, a quien hasta los niños, que tienden a burlarse de todo infeliz, le tenían respeto y le ayudaban a cruzar a calle. Un buen día Iosel, ayudándose con su bastoncito, fue a visitar al rabino y le preguntó:

- Rabí, ¿qué estás haciendo ahora?
- Estoy tomando leche.
- ¿Cómo es la leche, rabí?
- Es un líquido blanco.
- ¿Qué quiere decir ‘blanco’?
- Blanco, pues… es el color de los cisnes.
- ¿Y que es un ‘cisne’?
- Un ave que tiene el cuello curvo.
- ¿Qué es ‘curvo’?

El rabino dobló su brazo por el codo.
- Anda, tiéntalo y sabrás.

El ciego Iosel palpó atentamente el brazo del rabino y dijo agradecido:
- Gracias, rabí: ¡Ahora ya sé cómo es la leche!

7 comentarios:

  1. Gracias, don Gregorio. Me recuerda la historia del elefante y los ciegos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No nos deje usted así y cuéntenos, ande, esa historia...

      Eliminar
    2. Supongo que se refiera a la parábola budista del elefante y los ciegos:

      "Un rey de la India reunió un día en un mismo lugar a todos los habitantes ciegos de la ciudad. Hizo después pasar ante los asistentes a un elefante. Permitió que unos le tocaran la cabeza, diciéndoles: esto es un elefante. Otros le tocaron la oreja o el colmillo, la trompa, la pata, el trasero, los pelos de la cola. Luego, el rey preguntó a cada uno: ¿cómo es un elefante? Y según la parte que habían tocado, contestaron: es como un cesto de mimbre, es como un recipiente, es como la barra de un arado, es como un depósito, es como un pilar, es como un mortero, es como una escoba… Entonces se pusieron a pelear y a gritar “el elefante es así” hasta que se abalanzaron unos contra otros a puñetazos, para gran diversión del rey."

      Eliminar
  2. Hola, Gregorio: la directora de los curso de verano de la UPV/EHU, Carmen Agoués, hacía, entre otras, estas declaraciones sobre los cursos y los asistentes:"Sí nos gustaría atraer más al alumnado joven. Para ello tenemos que buscar nuevos formatos de comunicación que les resulten atractivos. Ahí están los cursos online que cada vez tienen más alumnos. Pero más allá de internet, también tenemos otras fórmulas como los talleres, que consisten en aprender haciendo. Lo que buscamos sobre todo es participación. Yo me doy cuenta en la universidad de que los alumnos no son capaces de estar escuchando una hora al profesor. Cada vez es más difícil mantener su atención. Creo que tenemos que llegar a que el formato conferencia sea la excepción, aunque no eliminarla. Otro de los objetivos de los Cursos es crear red de conocimiento, pero también de amistad y solidaridad". ¿Podrías sacar alguna conclusión no apresurada?

    http://www.diariovasco.com/gipuzkoa/201706/12/carmen-agoues-directora-cursos-20170612004208-v.html

    Un saludo. Pello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pello, hace demasiado calor, así que no me pienso sulfurar. ¡Qué cada uno haga lo que considere oportuno! Eso sí, con los nuestros debemos tener las ideas claras. Cuanto más se quejan todos de que es difícil educar la atención, más tenemos que insistir en educar la atención de nuestros hijos y nietos. Cuánto más digan que los conocimiento no son relevantes, más tenemos que ir en la dirección opuesta. Etc.Lo de aprender haciendo, cuyo padre, como buena parte de las ideas de la pedagogía moderna, es Dewey está bien cuando se trata de aprender a andar en bici. No hay otra manera de aprender. Pero no todos los aprendizajes, ni mucho menos, son de este tipo.

      Eliminar
  3. Aquí tiene usted algunas variantes:
    https://es.wikipedia.org/wiki/Los_ciegos_y_el_elefante

    La hice mía cuando, de niña, topé con ella por primera vez y me cautivó; desde entonces no transcurre día sin que surja algún ejemplo en que aplicarla.

    (Por cierto, recién ahora acabo de ver su entrada anterior, con el artículo en "The Objective".)

    ResponderEliminar
  4. No les quiero acongojar, pero...
    Hadamart fue profesor de Levy, Levy profesor de otros (los mas creativos) matemáticos europeos del XX
    "En su libro Psicología de la invención en el campo matemático, Hadamard usa la introspección para describir el proceso mental matemático. Describe su propio pensamiento matemático como mayormente sin palabras, acompañado a menudo de imágenes mentales que condensan la idea global de una prueba, en franca oposición a autores que identifican el lenguaje y la cognición. Realizó una encuesta entre 100 de los físicos más relevantes del momento (aprox. 1900), preguntándoles cómo realizaban su trabajo. Muchas de las respuestas fueron idénticas a la suya; algunos informaron de que veían los conceptos matemáticos como colores. Einstein comentó sensaciones en sus antebrazos. Alan Kay, en su "Alan Kay: Doing with Images Makes Symbols Pt 1 (1981)", traduce esto a estadios de aprendizaje de Piaget."
    El-perro-de-geryon

    ResponderEliminar

La fe política

En El Subjetivo