martes, 22 de septiembre de 2015

Adentrándome en El Reino

"Si yo fuera usted probaría otra cosa". "¿Qué?", pregunté, investido de la superioridad del incurable. "Bueno", respondió Roustang, "ha hablado de suicidio. No tiene buena prensa en los tiempos que corren, pero a veces es una solución".

Guardó silencio después de decir esto. Yo también. Luego agregó: "Si no, siga viviendo".

Emmanuel Carrère, El Reino.

1 comentario:

Mis espías nunca vuelven sólo una vez

Esta tarde he participado en la presentación de un libro de Pep Masabeu: 20 històries de superació al Raval . Al terminar se me acerca un s...