miércoles, 29 de julio de 2015

Mi nuevo héroe de cabecera


¡Para que después hablen mal de la competitividad!
¡Claro que hay que competir!
Constantemente.
Contra uno mismo.
¡Bravo Bailey Matthews! 

3 comentarios:

  1. Hace tiempo que no visitaba este blog, como siempre genial

    ResponderEliminar
  2. Desde mi sólido corazón de maratoniano (fondista fondón): ¡Hip, hip, Hurra!*
    *Al parecer,(https://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20061217081726AAZMVU3) ha de traducirse por "Jerusalén ha caído y nos encaminamos al Paraíso!

    ResponderEliminar
  3. La competitividad pone en contexto el valor del esfuerzo. Sin referencias nuestro mundo se vuelve muy pequeño. Si no está entre los siete pecados capitales, por algo será ;)

    ResponderEliminar