viernes, 3 de julio de 2015

Agradecimiento a un lector

Cuando comencé a publicar, mi pretensión era hacerme con un nombre en el mundo (les ruego que disculpen la insolencia de la ignorancia), ahora lo que busco es un lector.

Nietzsche dijo aquello de "donde no puedas amar, pasa de largo". Es una magnífica sentencia, pero filosóficamente habría que decirlo así: "Donde no puedas dialogar, pasa de largo", en el bien entendido de que el verdadero diálogo no busca la utopía del acuerdo, sino algo mucho más importante y más honesto: la clarificación de las diferencias que sustentan el desacuerdo.

10 comentarios:

  1. Aprovecho este post para dos preguntas que hace tiempo le quiero hacer.

    1. ¿Por qué no tienen comentarios sus excelentes artículos de ARA? ¿Los tienen en el mismo periódico? La clarificación de las ideas en Internet sólo se da en ocasiones en los mejores Blogs mientras no sean multitudinarios. Da grima leer los comentarios a los artículos que se publican en los medios de más difusión. No hace falta ni comentar el mundo del twitt. Sabemos lo poco que se lee, y en Internet un texto de más de veinte líneas en el mejor de los casos se lee en diagonal. La misma pereza ocurre para escribir, 140 caracteres ya es más que suficiente. Lo dicho me sirve de enlace con la siguiente pregunta que es sobre la molicie.

    2. Hace poco leí en un e-mail la palabra “gandul” refiriéndose a un adolescente todavía en edad escolar, y me sorprendió por hacer mucho tiempo que no topaba con ella ni la había vuelto a oír. Está claro que se ha erradicado del imaginario colectivo, porque hoy en día nadie lo es en el afán de restar responsabilidad a los individuos y propagar la ociosidad por derecho. Imagino que debe ser palabra tabú en el entorno docente.

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Belart.
      1. Respecto a la primera cuestión, le agradezco mucho sus palabras. En el ARA tampoco suelen ser muy comentados. ¿Por qué? Pues no lo sé. Lo que sí le puedo asegurar es que no escribo ni una línea pensando en provocar comentarios. Una editorial se ha interesado por publicar esos artículos. Yo tengo mis reticencias, pero ya veremos...
      3. Yo suelo utilizar bastante esa palabra que en su origen en el árabe clásico (ḡundar) parece que significaba "mimado".

      Eliminar
  2. El Café de Ocata es toda una referencia tanto en la blogosfera como en el ágora. Si no abundan los comentarios no creo que sea por falta de lectores, sino porqué, parafraseando tu sentencia, "Donde no puedas dialogar, no digas banalidades": la gente se abstiene de tediosos halagos. Creo, sinceramente, que te faltan rivales que puedan rebatir tus palabras. Para llegar a "la clarificación de las diferencias que sustentan el desacuerdo" hace falta que los críticos hayan leído algo más que un titular. El fracaso escolar tiene su reflejo en todos los ámbitos de la vida. Y aprovechando lo que dijiste tu una vez (si me equivoco ya me corregirás), a pesar del pesimismo crónico el mundo (con todas sus desgracias e injusticias, que son muchas) funciona con una inaudita "pax" social que todavía nos salva como especie.

    ResponderEliminar
  3. "No hay que escribir para tener lectores sino como si fuéremos a tener lector" (Uno de los magníficos escolios de Nicolás Gómez Dávila)

    ResponderEliminar
  4. Señor Belart y compañia forera, sin ánimo de injuriar: ¿Quién lee ARA?

    Ya sé que cuestionar el nacionalismo catalán puede suponer la muerte profesional -o casi - para los enseñantes y asociados así que me callo, pero Luri merecería otra tribuna más amplia.

    Bueno, por lo menos tenemos Internet...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué quién lee el ARA? Pues sin ir más lejos yo mismo, por ejemplo, concretamente los artículos que el señor Luri tiene a bien reproducir en este Blog, su casa. Estoy seguro que le gustarían, anímese. Aunque le parezca mentira, Google también traiciona al idioma catalán.

      Usted puede cuestionar lo que le parezca. Además, no se preocupe porque sigue siendo Anónimo.

      El señor Luri se merece eso que dice y mucho más, pero el porqué no lo hace debería preguntárselo a él.

      Eliminar
    2. Ah, se me ha olvidado citar como lectores del ARA (además de ciudadanos nativos) a mis vecinos filipinos -puerta con puerta- que además de hablar perfectamente catalán, también dominan el español. Si, ha leído bien, filipinos.

      Eliminar
    3. Es decir que según usted, señor anónimo, si se cuestiona el nacionalismo catalán puede suponer la muerte profesional, en cambio, considera que el ARA, que es una tribuna nacionalista, no es lo suficientemente amplia, ¡fantástico!, un ¡hurra! por su extraordinaria lógica argumental. Felicidades señor anónimo, siga así.

      Eliminar
  5. A este intelector le sorprende esta entrada del Café en pleno fragor de la batalla con el texto... Ya llevo dos minas del portaminas y preveo que caigan tres más antes de acabar... Mino el texto sin ánimo defensivo, que conste. Por otro lado, acabo de leer en el País que Mario Gas estrena en Mérida un Sócrates confeccionado por él, no una reedición del de Marsillach,en realidad de Enrique Llovet, claro, y que tanto deje cristiano tenía, si mal no recuerdo. Me encantaría contrastar la versión de Gas-Pou con la del libro. Si será bueno el libro, Gregorio, que ni el calor me amuerma durante la lectura...

    ResponderEliminar
  6. Un abrazo agradecido a tu generosidad, Juan.

    ResponderEliminar