sábado, 30 de mayo de 2015

¿Dónde adquieren su autoridad las palabras?

Quintiliano, Institutio Oratoria 1.4.4:

“No hay suficiente con leer a los poetas: hay que frecuentar a toda clase de escritores, pero no sólo por las historias que cuentan, sino por las palabras, que con frecuencia ganan su prestigio con los grandes autores".

Estas son las palabras de Quintiliano: Nec poetas legisse satis est: excutiendum omne scriptorum genus, non propter historias modo, sed verba, quae frequenter ius ab auctoribus sumunt.

Se me ha ocurrido ir a ver cómo traduce a Quintiliano el traductor de Google y digamos que lo hace de manera poética:  "Tampoco es suficiente para haber leído los poetas: quitarse de encima todo tipo de escritor, no a causa de su aprendizaje, pero las palabras que se encuentran con frecuencia por los autores de la derecha para tomar la comida".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada