miércoles, 19 de noviembre de 2014

¿Hasta aquí podíamos llegar?


No les puedo negar que el primer sorprendido, soy yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El buen repúblico

Ya sé que no puedo aspirar -por falta de tiempo y de inteligencia- a la sabiduría. Las uvas están tan altas que debo conformarme con la asp...