jueves, 31 de julio de 2014

La vida tiene sus razones

Ernst Haas. Vienna. 1946

La gracia de la vida está en que no se deja atrapar por ninguna teoría. Por eso mismo deja perplejos a los que la quieren pensar como la parte práctica de su teoría, es decir, a catedráticos de ética,  políticos, jugadores de lotería, economistas, predicadores, vendedores a domicilio y  programadores de televisión. Las teorías no son sino perspectivas parciales sobre la vida. Y lo que salva a la vida es siempre lo que no cabe en la teoría.

4 comentarios:

  1. El destino y las decisiones en su conjunto son las que deciden cómo será la vida.

    ResponderEliminar
  2. coño! Grégory y entre ellos se ha dejado ¿inconscientemente a los Philósophos?
    Coyote urbano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se supone que un filósofo sabe alguna cosa de la especificidad de las cosas humanas.

      Eliminar
  3. Porque claro está, que un Catedrático de Ética es el ser más ajeno a la Filosofía.
    coyote urbano

    ResponderEliminar