viernes, 31 de enero de 2014

Se separa y le pide al marido que le devuelva el riñón que le donó

"Si es que nunca sabremos lo que nos debemos el uno al otro", le digo a mi mujer.

AQUÍ

4 comentarios:

  1. - Este divorcio me puede costar un riñón.

    - Como a todos.

    - No; ¡en sentido literal!

    ResponderEliminar
  2. Apuesto a que esta noticia va a ser mucho más comentada que esta otra, idéntica pero "de distinto género".

    Un cirujano de Long Island (EE UU) se ha querellado contra su mujer, a la que donó hace ocho años un riñón, después de que ésta presuntamente le fuera infiel. El doctor Richard Batista, de 49 años, que presentó una demanda de divorcio en 2005, quiere que le sea devuelto su órgano, o recibir a cambio 1,1 millones de euros que es lo que, asegura, vale su riñón.
    "Salvé su vida y ahora ser traicionado de esta manera, es incomprensible. Me siento humillado y traicionado. Este divorcio me está matando", ha señalado Batista al diario New York Post.
    La pareja contrajo matrimonio en 1990, señala Batista. Al cabo de dos años la relación comenzó a hacer agua. Desde la presentación de la demanda de divorcio, en 2005, Batista afirma que ver a sus tres hijos le es cada vez más complicado.
    "La principal razón por la que el doctor está haciendo esto es por el modo en que ha sido tratado en este caso", indica Dominic Barbara, abogado de Batista. Reclaman 1,1 millones de euros como parte de un acuerdo de distribución de bienes. "En teoría pedimos el riñón; pero en realidad lo que queremos es su valor", señala el letrado.
    La mujer, Dawnell Batista, es asistente médico en el hospital Winthrop de Garden City, y sufrió su primer trasplante de riñón cuando era un bebé. Su padre fue el donante. Años después recibió un segundo trasplante, de un hermano. Su cuerpo rechazó ambos órganos. Su marido le donó un riñón en junio de 2001.

    http://elpais.com/elpais/2009/01/08/actualidad/1231400932_850215.html


    athini_glaucopis@hotmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gato de Schrödinger12:05 a. m., febrero 01, 2014

      La noticia de El País es de 2009. Teniendo en cuenta que "agua pasada no mueve molino", probablemente ganaría la apuesta.

      Aquí hay otra parecida, pero no forma parte de la saga "La guerra de los Rose", sino que es un asunto entre jefa y empleada.

      Estas noticias sin duda contribuyen a disuadirle a uno de donar órganos, de casarse o de trabajar en concesionarios de coches de Long Island.

      Eliminar
  3. ¿Y se acuerda del que donó el riñón para conquistarla?

    ResponderEliminar