sábado, 25 de enero de 2014

Repetitio est mater studiorum

Si hay que leer buenos libros -viene a decir Shopenhauer por algún sitio- conviene comenzar por aborrecer los malos, porque la vida es corta y nuestro tiempo y energía, limitados. Y, por si esto fuera poco, el mismo Schopenhauer nos recuerda el principio de todos los principios pedagógicos: "repetitio est mater studiorum", que en este caso quiere decir: los buenos libros hay que leerlos dos veces. Yo justificaría esto de manera marxiana diciendo que los libros que en la primera lectura nos parecen trágicos, en la segunda siempre nos hacen algún guiño irónico. Y la ironía es -me dice la edad- el fruto legítimo de la comprensión. En la segunda lectura disponemos de la posibilidad de leer el principio desde el final y la parte desde el todo, con lo cual lo que se nos acaba poniendo en cuestión es la lógica de la unidad. Y ahí está el lío. Por cierto no hay principio pedagógico más denigrado hoy día que este de la "repetitio".


5 comentarios:

  1. Es más, yo creo que, a cierta edad, es mejor dedicarse a las relecturas. Es lo que yo hago, un poco en público, en http://antoniopriante.wordpress.com/2013/10/23/los-libros-de-mi-vida/

    ResponderEliminar
  2. “Con escasas excepciones, las personas que más han influido en mi vida ya estaban muertas cuando yo nací.” Gran frase, don Antonio.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Gregorio. Lo de "con escasas excepciones" lo puse para no herir ninguna susceptibilidad. Pero luego he pensado que, dada mi edad, todos los posibles "susceptibles" también están muertos. Quizá lo suprima. Y enhorabuena por tu blog. Es de los pocos que visito asiduamente.

    ResponderEliminar
  4. Cadascú ha de fer la seva selecció de "clàssics" i caldrà trobar criteris, cosa molt difícil en temps d'autoconstruccionisme New Age.

    ResponderEliminar
  5. "Repetitio est mater studiorum". Y eso que a los repetidores se les considera malos estudiantes.

    ResponderEliminar