lunes, 15 de julio de 2013

El nuevo catolicismo político francés

Me preguntaban la semana pasada por los nuevos fenómenos políticos que en mi opinión resultan más interesantes y con mayor proyección de futuro en Europa. "La emergencia del catolicismo político en Francia", contesté. Mi entrevistador se quedó perplejo. Pensaba que estaba bromeando. Pero no, estaba hablando completamente en serio.

Yo no soy profeta y no tengo manera de saber cómo evolucionará este fenómeno, sin duda inesperado, del renacimiento del catolicismo político en un país que había hecho de la laicicidad su principal sacramento. Pero me da la sensación de que va a dejar huella. En primer lugar porque pone de manifiesto que un Estado laico no necesariamente tiene que significar una sociedad laica. En segundo lugar, porque los católicos franceses han encontrado su propia liturgia para la "cato-pride", a pesar de que los medios de comunicación se han mostrado más bien reticentes a la hora de informar sobre las masivas manifestaciones que han protagonizado. En tercer lugar porque han visto que su poder de convocatoria es mucho mayor del que ellos mismos suponían. En cuarto lugar porque han puesto en marcha un proceso desacomplejado de extensión de su fe a dominios cada vez más amplios de la vida. Ya he hablado aquí alguna vez del crecimiento de la escuela católica francesa, que está abriendo centros de éxito en las barriadas socialmente más conflictivas, allá donde lo que queda de la vieja escuela republicana francesa intenta mantenerse a flote como buenamente puede.


7 comentarios:

  1. El gato de Schrödinger3:33 p. m., julio 15, 2013

    Parece que es el asunto del matrimonio homosexual el que ha puesto de manifiesto este fenómeno. Hablando del tema con un amigo que vive en Francia, me hizo notar que la sociedad francesa es más conservadora que la española, y que a él no le sorprendió esa reacción.

    Tampoco es muy sorprendente si lo consideramos con criterios puramente estéticos. Parece que unos han contratado a una buena agencia de comunicación mientras sus adversarios han ido a más a lo visceral. Noten el contraste:

    http://www.leparisien.fr/images/2013/01/13/2477495_anti-mariage-gay-cinq-new.jpg

    http://www.lexpress.fr/medias/2290/1172792_mariage-gay-femen.jpg

    ResponderEliminar
  2. ¿y aquí no somos conservadores? tal vez aceptamos tener amigos homosexuales y el matrimonio homosexual, pero seamos sinceros, ¿qué padres no les importa desde un principio tener un hijo/a gay?
    Les recomiendo este importante documental
    http://www.youtube.com/watch?v=G5qq7vcQqc8

    ResponderEliminar
  3. Pues a mi no me preocuparía, créame.

    Si me preocuparía tener un yerno musulmán.

    ResponderEliminar
  4. Preguntar : Seria, para usted, un ejemplo que las opciones religiosas - tanto políticas como otras - son mucho mas consistentes y humanamente mas relevantes de lo que creyeron las opciones laicas/republicanas ? Descubrimos en esto y cosas parecidas que sin Dios, los hombres tienen que llevar el peso del mundo y eso casi siempre es demasiado? Los laicos subvaloraron el papel de la religiosidad en la vida de los hombres ?

    ResponderEliminar
  5. Yo creo, como Pemán, que el ateísmo es sólo el plural de Dios. A mi no me interesa mucho la oposición entre religiosos y laicos, sino la de fideístas y nihilistas, que me parece la esencial. Por cierto, no conozco ningún nihilista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo tampoco y siempre me ha parecido una posicion reactiva, muy emocional...

      Eliminar
  6. Por supuesto se puede redefinir "religión" para que el nacionalismo , por ejemplo, aparezca como una "religión", y la afición al mus o la erotomanía...

    Pero el chamanismo, los cultos "cargo", el vudú, o el alevismo tienen en común unas notas exclusivas que en los casos anteriores no se dan.Y esto tiene su importancia.

    En una ocasión un misionero pentecostalista afirmó que era más fácil hacer prosélitos en la Cabilia argelina que en algunas ciudades europeas...A mi me parece, amigo anónimo, que las personas religiosas sobrevaloran el papel de la religiosidad en la vida de los hombres... Al menos en algunas sociedades. Y esto en nuestros días es una cuestión de hecho, aquí y en Egipto.

    ResponderEliminar

La fe política

En El Subjetivo