martes, 5 de marzo de 2013

Heidegger, ¡qué risa!

Un alma caritativa y anónima ha conseguido ni más ni menos que Heidegger me iluminara esta mañana tan gris con una buena carcajada.




Más AQUÍ

1 comentario:

Y, de repente, ayer

Uno nunca sabe detrás de qué esquina lo espera alguna sorpresa del pasado.  No esperaba encontrarme por internet con Nieves Eguiluz, un...