martes, 5 de marzo de 2013

Heidegger, ¡qué risa!

Un alma caritativa y anónima ha conseguido ni más ni menos que Heidegger me iluminara esta mañana tan gris con una buena carcajada.




Más AQUÍ

1 comentario:

Con Olivier Rolin

Así empieza esta historia En diciembre de 2015, cuando estaba escribiendo El cielo prometido , mi amiga B. me envió un libro que ...