viernes, 23 de diciembre de 2016

Cosas que pasan en Ocata


6 comentarios:

  1. La ha dejado en estado de comas, ciertamente...

    ResponderEliminar
  2. Hay veces en que uno está tentado de darle la razón a Karl Kraus. Esto es lo que dijo en su lecho de muerte al oír la noticia de que los japoneses habían invadido Manchuria: "Nada de esto habría sucedido si hubiéramos sido más estrictos en el empleo de la coma".

    ResponderEliminar
  3. Se puede escribir sin comas y más si se está como la señora profundamente cabreada, hay quien las usa poco y otros como Fuster incluso demasiado, si nos han quitado los diacríticos (han tenido que quitarlos para que la mayoria supiéramos de ellos) igual un dia de estos nos quitan también las comas, la costumbre de leer las puede suplir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si de algo no hay duda es que el cabreo que lleva encima es monumental.

      Eliminar
  4. Dos cosas me sorprenden del papelito de marras, querido D. Luri: primero, que le reprocha al ladrón "que me tomastes por una guiri", como si tal cosa la justificara a ella o el hecho de ser española o "nativa" hubiera de ser un impedimento para que el otro ejerza su oficio. Y, segundo, que le amenaza, ¡nada menos", que con sacarle en la TV, en la prensa..., ¡juas! ¿Quiere encima hacer millonario al ladrón? ¿No sabe cómo se cotiza esta carnaza social en las TV´s patrias? ¿Dónde ha quedado el tradicional "te voy a romper las piernas" o el alma, o el sacamiento de higadillos? Desde luego, somos una sociedad en descomposición..., tch, tch, tch...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy con usted, este cartel, bajo su retórica, es una rendición incondicional del genio hispano.

      Eliminar

El niño tiene derecho a ser frustrado

Entrevista que me hizo el jueves pasado Carlota Fominaya para el ABC.