jueves, 3 de julio de 2014

La anodina presencia de los muertos

Presas recién liberadas del campo de concentración de Bergen-Belsen preparan una comida al aire libre. A su lado, los cuerpos amontonados de los muertos. Alemania, 18 de abril de 1945.



5 comentarios:

  1. A decir verdad, cuanto más miro la imagen, más dudo sobre lo que hay en el segundo plano.

    ResponderEliminar
  2. Cuando los aliados entraron en Bergen-Belsen había muchos cadáveres sin enterrar, pero creo que lo que le hace dudar no es el hecho en sí de la existencia de los cadáveres, sino el aspecto anodino (sin dolor) de las mujeres comiendo. Se me ocurren varias explicaciones:
    -las mujeres estarían literalmente muriendo de hambre y no les importaba mucho "la decoración" ni tenían fuerzas para cambiarla; además, querían que se les viese junto al horror que había sido parte de sus vidas,
    -los cadáveres serían de sus antiguos carceleros, algunos de los cuales fueron efectivamente muertos como resultado de las venganzas al poco de entrar los aliados en el campo; dado lo que habrían vivido, a las mujeres no les dolería ver el montón de muertos, la guerra tiene estas cosas,
    -el montón de ropa de la foto sería sólo eso, ropa, perteneciente a los muertos, que el fotógrafo eligió por el simbolismo, evocando el montón de muertos.
    Creo que preferirá, como yo, la tercera opción.

    ResponderEliminar
  3. La prefiero. Y me parece también llena de simbolismo. Insinúa que una de las posibilidades del hombre es la pérdida del sentido de lo sagrado, esto es, la vida entre meras cosas.

    ResponderEliminar
  4. A mi lo que mas me llama la atención, ademas de sus comentarios, es que la única mujer de frente a los cadáveres o la ropa (producto del desenfoque), como quieran, es justo la que no se le puede ver el rostro en la foto. La que esta de frente a la cámara, le es imposible mirar los cadáveres salvo si cambia de postura, parece tener una sonrisa nerviosa. Las otras tres parecen soslayar con miradas cabizbajas.

    Además, también me produce desasosiego el que estén sentadas ahí comiendo, cuando la perspectiva de la foto permite ver espacios más separados de los cadáveres como para elegir sentarse ahí en vez de allí. Supongo que para ellas cualquier lugar del campo de concentración les es indiferente. Y sin embargo, permítanme el comentario, no ha dudado en buscar algo de "comodidad" con una mantas para no sentarse directamente en el suelo, rozando la escena de un picnic.

    La foto es buenísima con mucha carga simbólica. La escena tremenda, rozando el morbo de quien la mira.

    M. de Secondata

    ResponderEliminar
  5. El simbolismo de la fotografía es enorme sabiendo, como sabemos, su origen y el momento y lugar en el que fue tomada. Es decir, el significado de la fotografía está en ella, es cierto, pero también en el pie de foto.

    He ampliado la imagen lo que permite su tamaño, y he mirado y remirado y sólo sé ver fardos de ropa mal plegada y amontonada, o algo parecido a cosas informes, pero por ninguna lado observo cadáveres.

    Por ello pienso que las dudas que suscita y esa misma simbología son una prueba más que acostumbramos a ver lo que queremos ver, lo que ya hemos visto y recordamos o aquello para lo que únicamente estamos preparados, en una especie también de prejuicio visual.

    Uno de los entrenamientos que reciben los aspirantes a astronautas consiste en adquirir las técnicas necesarias para describir lo que ven, sea lo que sea eso que ven.

    Saludos.

    ResponderEliminar