martes, 29 de julio de 2014

Jordi Bilbeny ataca de nuevo

Tras demostrar que Cristóbal Colón era catalán y que El Quijote, La Celestina y El Lazarillo de Tormes se escribieron en catalán (esta última obra habría salido de la pluma de Joan Timoneda), Jordi Bilbeny rinde un nuevo servicio a la verdad demostrando que Leonardo da Vinci también era "de casa nostra". De paso ha denunciado la conspiración histórica de Madrid, París y el Vaticano para empequeñecer a Cataluña.

Una pérfida máquinaria totalitaria

"Es casi imposible haber pasado por las Brigadas Internacionales de España, que eran una pérfida maquinaria totalitaria, y salir libre...