sábado, 26 de julio de 2014

El deber II

Cuán elásticos son nuestros rígidos principios.

4 comentarios:

  1. Como se ha usado mal del patriotismo no acepto la patria (salvo cuando me convenga, claro, o cuando me invento una a mi gusto)
    Como ha habido leyes injustas, ninguna ley me obliga (salvo cuando y los míos hagamos una ley contra nuestros enemigos)
    La religión tiene preceptos, mejor alguna superstición que aumente mi autoestima y no obligue a nada
    La ciencia es rígida, mejor el todo vale
    La razón es sólo uno entre otros modos de ver las cosas

    Y luego nos quejamos

    ResponderEliminar
  2. " La ley se hizo para el hombre ,no el hombre para la ley "decían en el evangelio.
    " Ama y haz lo que quieras " pero claro, no se puede asegurar que todo el mundo vá a entender el amor como San Agustín.De ser así no harían falta leyes.Todo el mundo buscaría el bien común .
    La ley es necesaria ,pero ¿qué ley? ¿la que manda a la calle a familias enteras cuando hay miles de casas vacías? ¿Qué patria? la que manda soldados a matar y a morir para proteger los intereses estratégicos o comerciales de las élites?
    Negarse a eso no significa no tener sentido moral .
    También son superstición las grandes palabras que al final no se sabe muy bien lo que significan.
    No sé si la rigidez es buena por principio. Negarla no significa caer en lo amorfo ni en lo amoral.
    El mundo no se divide entre seres íntegros por un lado y postmodernos por otro :-)

    ResponderEliminar
  3. maría
    la ley puede ser mala, cuando es la de un tirano, o cuando se hace contra una minoría, como tantas veces ha ocurrido en la historia. Pero cuando es la ley que nos hemos dado todos, no puede ser que decidamos que no va con nosotros cada vez que convenga a nuestros intereses particulares.
    Negarse a cumplir la ley que nos hemos dado entre todos cada vez que nos conviene sí es carecer de sentido moral.
    La patria que nos da las escuelas, los hospitales, las carreteras, etc. También la del ejército, del que ninguna patria ha querido prescindir.
    Cuando dices "¿la que manda a la calle a familias enteras cuando hay miles de casas vacías?" parece que te gustaría abolir la propiedad privada; tengo noticias: donde dicen que lo han hecho, el lema es "patria o muerte".
    De acuerdo contigo en que la rigidez no es buena por principio.

    ResponderEliminar
  4. Pero yo no he hablado de incumplir la ley. Y menos por intereses particulares. Pero reconocerás que cuando los que legislan no la cumplen ,cuando los que la aplican se adaptan a los deseos y necesidades del gobernante o cuando la misma ley se puede eludir a base de dinero y abogados especializados en eludirla mientras al resto nos quieren quitar la gratuidad del turno de oficio …...dan ganas de saltársela.
    Si las instituciones del Estado están llenas de corrupción ¿con qué legitimidad moral van a instar a respetarlas?
    En este país son pocos los que dudan de que los gobernantes sólo piensan en sus intereses particulares.Entonces ¿porqué han de ser más legítimos los de ellos que los de otros?
    Si,sé que esta forma de pensar puede llevar al desorden, pero si la gente como Pablo Iglesias tiene tanto éxito es porque mucha gente piensa (porque lo sufre ) todo eso.
    Yo cumplo la ley ,y creo que hay que cumplirla mientras no se pueda cambiar por los métodos establecidos ,pero que no pretendan que me crea que son los seres ejemplares que pretenden ser .
    Si : la ley ,el acuerdo ,el contrato son la base de la democracia, pero en este país ,ni entre los gobernantes ni ,todo hay que decirlo , entre los gobernados ,se tiene muy claro qué significa eso.Y parece que en treinta y pico años años se ha perdido una oportunidad preciosa para explicarlo-

    Y sobre los desahucios,no no hablo de abolir la propiedad privada.
    Hablo de familias desahuciadas por haberse retrasado a veces sólo tres meses en pagar la hipoteca y que, una vez en la calle o en casa de los padres o de los abuelos tienen que seguir pagando intereses que nunca se terminan de pagar.Mientras el banco propietario de la casa vuelve a poner esta en venta.
    Y resulta que son esos banqueros y los grandes empresarios que defienden la propiedad privada los que cuando se hunden recurren al dinero público, a ese Estado que tanto les molesta cuando les reclama impuestos y les quiere controlar.
    Si,la “patria” hace hospitales y carreteras con dinero público apelando al “servicio público” pero luego dá esos hospitales y carreteras y colegios a empresas amigas o familiares que las explotan sin coste ni riesgo alguno.Y muchas veces ni se sabe con qué criterio.En la comunidad de Madrid sabemos mucho de esto.
    Bueno,no quiero convertir eso en un mitin de Podemos :-) pero me has preguntado por estas cosas en concreto.
    Yo a estas alturas de la vida, ya no hablo de Patria, sino de Estado porque me parece más real, aunque, desde luego, menos lírico.Y lo de lírico no lo digo con desprecio,sino todo lo contario.
    Además,no puedo evitar algo: nací durante el franquismo y escuché la palabra patria muchas veces y siempre de una forma oscura y siniestra.Eso se queda en el incosnciente.No era la Patria idealizada de los helenos :-)
    Saludos

    ResponderEliminar