domingo, 16 de junio de 2013

Hijos de Caín

El hombre está condenado por la naturaleza a creerse mejor de lo que es. Este es el origen de la vida política y de todos los males que le son inherentes. Ahora bien, se aceptara tal como es, las cosas serían muchísimo peor.

Abel murió sin descendencia. Todos somos hijos de Caín, el creador de la ciudad.

6 comentarios:

  1. hay una gran - grande!!!- cantidad de personas que se creen peor de lo que son...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me cuesta creerlo. Normalmente esos a los que se refiere usted lo que les ocurre es que se asustan por verse como son.

      Eliminar
    2. Crealo, la autoestima es menos corriente de lo que se cree...Hay mucah gente que no cree en si misma...

      Eliminar
  2. En la visión católica es producto del pecado original.

    ResponderEliminar
  3. Yahvé prefería a Caín. Por eso lo marcó.
    El crimen fue la manera como Yahvé tentó a Caín, a fin de asegurarse que sería capaz de fundar la primera ciudad. el crimen fue un sacrificio para que la ciudad existiera, un rito fundacional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pilla usted escribiendo mi artículo del domingo del ARA precisamente sobre esto.
      Hasta mañana.

      Eliminar