viernes, 6 de abril de 2018

Pandora



Bouguereau, Pandora, 1890.

Bouguereau es un grandísimo pintor, con un envidiable dominio de la técnica y un enorme poder para la sugerencia. Aquí nos muestra a Pandora tras abrir la caja famosa. Era tan pequeña que parecía imposible que guardase en su interior nada demasiado grande. Y total... lo que Pandora quería hacer era entreabrir la tapa un poquito con la uña el dedo meñique para ver qué podía husmear del interior. Pero fue suficiente con una rendija para que se escaparan todos los males que había allí guardados. Pandora quiso cerrar la caja inmediatamente. Sólo pudo conservar en el interior la Esperanza. 

Somos hijos de Pandora. Se nos nota en la cara cada vez que contemplamos, perplejos, las consecuencias imprevistas de nuestros actos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Leyendo a Michael Young

Disfrutando del sabor de la heterodoxia que impregna los textos del sociólogo de la educación británico Michael Young. Dos citas y dos ide...