lunes, 30 de abril de 2018

Don Santiago se queja

Se lamentaba don Santiago Ramón y Cajal en sus Charlas de café

En la triste senectud, sólo distraen el ánimo estas tres cosas: los libros, el sol y las flores.

¿Y la esposa? Padece reúma y no puede acompañarnos.

Nota: Don Santiago tenía una mujer y una biblioteca de 10.000 volúmenes. Con respecto a las flores, cada año se le reducía la esperanza de asistir a la próxima primavera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El daimon de Bruto

"Era la noche muy profunda, su tienda la alumbraba una luz no muy clara y todo el campamento estaba en silencio. Él, envuelto en sus r...