jueves, 13 de julio de 2017

La educación, en su mínima expresión

La cuestión de la educación se resume, en el fondo a lo siguiente: quien tiene un lenguaje complejo, puede hablar de manera simple, pero quien tiene un lenguaje simple no puede hablar de manera compleja. 

Me voy a Jaén