sábado, 20 de agosto de 2016

El día del piolet



Me lo acaba de decir Manuel, el hijo de Marina Ginestà: "Estabas destinado a nacer el día en que Ramón Mercader mató a Trotsky: el día del piolet".

De repente y por un buen rato me dejo atrapar por el fatalismo manso de esta coincidencia y juego con la idea de que todo lo que ha venido después no es sino el despliegue inevitable de esta coincidencia fatal.

1 comentario:

El daimon de Bruto

"Era la noche muy profunda, su tienda la alumbraba una luz no muy clara y todo el campamento estaba en silencio. Él, envuelto en sus r...