martes, 9 de agosto de 2016

Donoso y la elocuencia

"Yo no tengo valor para condenar la elocuencia aunque la elocuencia sea culpable: que la condenen los justos; por lo que hace a mí, no sé cómo esto sucede; pero, por más que me ofenda su pecado, mientras más peca amo más a esa bella pecadora."

El Marqués de Valdegamas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El fantasma de Stalin se aparece a Pellecer

Carlos Manuel Pellecer es una de esas personas relevantes cuyo oficio principal es ser discreto y, si la discreción es imposible, ofrecer i...