martes, 22 de diciembre de 2015

Hoy

Hoy le he deseado Feliz Navidad a una monja en una calle de Ocata y la hermana por pocas se me muere del susto. "Es que he visto una sombra que se me acercaba por detrás", me ha dicho mientras se recomponía. Me he alejado de ella con una conciencia de culpabilidad inocente, ¿me entienden ustedes?

Hoy he comido en La Cuina dels Capitans del Masnou con un gran matemático francés, Jean-Michel Kantor, coator de este gran libro:


Hemos hablado de mil y una cosas. Algunas de ellas las sabrán ustedes en su momento oportuno. Lo que les puedo decir es que hemos coincidido en la crítica a los pedagogistas. Y si alguien sabe en Europa de didáctica de las matemáticas, es Kantor. Las matemáticas son un lenguaje y, por lo tanto, no se puede ser humanista si no se sabe ni una palabra de matemáticas. Por supuesto, no puedes entender la importancia de la didáctica de las matemáticas si eres un ignorante matemático. Nos hemos despedido en la estación de ferrocarril de Masnou con un abrazo que no era una despedida sino la constatación cálida del inicio de una relación. Gracias, B., por ponernos en contacto. Hemos hablado de ti.

Hoy he visto amanecer con Sibellius, que es una magnífica compañía para estas cosas de las amanecidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada