martes, 3 de noviembre de 2015

La metáforas las carga el diablo

"A mí me hace sospechar el que Marina acuda a ejemplos como el de la alumna negra que no podía hablar de los artrópodos porque su vida era un infierno. Puestos a referir anécdotas apócrifas, me gusta más la de la madre, también negra (todo sucede en la Norteamérica afro, por lo que parece) que le espetó a un profesor excesivamente comprehensivo: “A mi hija le enseña usted lo mismo que al blanco. Ni más ni menos.” 


Mira que yo soy poco gramsciano, pero a Dios, lo que es de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El hombre discreto

Un infeliz, que de hambre se moría, exclamó cierto día, viendo un bloque de mármol de Carrara: -¡Gran Dios, si yo lograra esculpir esta ...