martes, 25 de noviembre de 2014

Toda mañana

comienza con la ruptura de un sueño.

4 comentarios:

  1. Y la mayor parte de las ocasiones no lo recordamos

    ResponderEliminar
  2. Y la posibilidad de tomar el timón de la nave:

    - "Muchacho, despierta, quitamos el piloto automático, ahora conduces tú"

    ResponderEliminar
  3. O con la continuidad de un insomnio...

    ResponderEliminar

Par-delà la matière grise

Emmanuel Fournier: Insouciances du cerveau Gracias de nuevo, B. Por cierto, he pasado la tarde del viernes y la mañana del sábado aquí: ...