sábado, 25 de octubre de 2014

viernes, 24 de octubre de 2014

La corrupción y la envidia

Lo peor de la corrupción, tengo que reconocerlo, es, al menos entre nosotros, la envidia que produce en mucha gente. La semana pasada asistí atónito al consenso de mis compañeros de tren que reconocían que si ellos pudieran también meterían mano en la caja. Es decir, que el que no es ladrón es porque aún no puede. Hoy me ha defendido esto mismo una persona en la Plaza de Ocata, que yo creía un paraíso de incontaminada pureza moral. Me da más miedo esta corrupción moral sociológica que la otra, la que merece portadas en los medios de comunicación.

La corrupción

Con la corrupción pasa algo curioso: los casos que menos alarma social generan son los que no se descubren.

El Fedón

Cuando me puse a escribir tenía clara la tesis que iba a desarrollar. Pero a medida que iba escribiendo iba haciéndome nuevas preguntas que me hacían ver lo que mis seguridades ocultaban. He terminado y lo que he escrito es impublicable, porque me pasa como al mismo Sócrates del Fedón, que voy modificando mis propias tesis. Al final me ha parecido entender dos cosas fundamentales: que el alma es una realidad natural (por naturaleza los hombres tenemos alma) y que si bien es importante saber lo que nos espera más allá de la muerte, es más importante aún vivir intentando aclarar nuestras ideas hasta el momento de beber la cicuta. Y sospecho que cuando ya los efectos del veneno paralizaron la lengua de Sócrates, se le iluminó en la inteligencia borrosa una última pregunta que ya no tuvo tiempo de responderse.

jueves, 23 de octubre de 2014

Charles J. Chaput

If we ignore the poor, we will go to hell. If we blind ourselves to their suffering, we will go to hell. If we do nothing to ease their burdens; then we will go to hell. Ignoring the needs of the poor among us is the surest way to dig a chasm of heartlessness between ourselves and God, and ourselves and our neighbors.
This searing spiritual challenge was the heart of Chaput’s talk, but because our press is less concerned with the poor’s suffering than the rich’s interminable debates over sex, these words weren’t highlighted. Instead, attention centered on Chaput’s comments on the recent Synod on the Family in Rome. 

La historia no tiene cura

Tropas alemanas y rusas confraternizando sobre el hielo. La paz parecía tener un grosor estable. Era 1918.

martes, 21 de octubre de 2014

Un comentario inquietante

"With Islamist terrorist groups like Boko Haram recently murdering 2500 Catholics in one Nigerian diocese alone, and with Christian children being crucified or cut in half by ISIS, you might think that the world’s bishops would have more pressing things on their mind than the compatibility of same-sex unions with Church teaching. You would, of course, be wrong."