martes, 20 de marzo de 2018

10 razones para seguir pendiente de México


Sigo, inevitablemente, con un pie en México

En primer lugar, porque tengo en mi poder un manuscrito de una novela inédita que me he traído de allí. Fue escrita en francés con pluma firme ahora hace cien años por un importante intelectual europeo.

En segundo lugar, porque he recibido un mail muy interesante de Esteban Volkov, el nieto de Trotsky. Claudio Albertani -una de las personas que más saben del POUM- nos puso en contacto.

En tercer lugar, porque le he enviado a la hija de Ramón Mercader las fotos que le hice en la comida que compartimos hace unos días.

En cuarto lugar, porque al ver mi entrañable amigo Eduardo Ceniceros una foto de mi hija, se ha apresurado a decirme: "¡Qué linda! No niega la cruz de su parroquia." Y me ha emocionado.

En quinto lugar, porque he empezado, al fin, a ordenar papeles. Los primeros, los de la historia de la interesantísima polémica entre Ramón Gaya y Diego Rivera (algo hablé de la misma en la casa estudio de Diego).

En sexto lugar, porque cada día me siento un rato a los pies de García Bacca, para oírle decir cosas tremendas, como que "los hombres somos metáforas de Dios".

En séptimo lugar, porque uno no puede ignorar lo que lleva impregnado en el alma y, además, los vecinos de Ocata andan empeñados en mantener viva la impregnación: "¿Qué? ¿Qué tal por México?"

En octavo lugar, por estas dos figuritas aztecas que he colocado en la estantería, al lado de Leo Strauss.

En noveno lugar, porque mi hijo se ha quedado con las dos botellas del excelente mezcal que nos vendió Luis Moctezuma en el bar de la colonia Roma que lleva el nombre de su nieto catalán.

En décimo lugar, por el mail que acabo de leer de un estudiante universitario de Puebla.

4 comentarios:

  1. En estos momentos voy rayando el suelo al andar por lo largos me ha puesto los dientes. Largos no, ¡larguísimos". Don Gregorio, insisto, yo cuando cumpla la mayoría de edad quiero ser como usted.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues le voy a ser sincero, si usted fuera yo, tendría la suerte de contar con la amistad de usted.

      Eliminar
  2. ¿Tiene intención de publicar (o de que publiquen) el manuscrito de la novela?

    Perdone lo directo de la pregunta, don Gregorio, pero creo que es casi tan importante como saber de quién pudo ser. O incluso más importante, por saber si la podremos llegar a leer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi intención es contactar lo antes posible con los editores franceses del autor.

      Eliminar

Los mandamientos republicanos

Gracias al Colegio Madrid de México he conocido la existencia de un pequeño cuadernillo editado en la imprenta Gutemberg de Guadalajara el 3...