lunes, 1 de agosto de 2016

La tendencia perversa del cristianismo

Paso de Jouvenel a Pierre Manent, gracias al término medio de Aron.

Acusado de haber colaborado con los nazis durante la ocupación, Jouvenel llevó a los tribunales al acusador. En el juicio actuó como testigo suyo un Raymond Aron que ya estaba muy enfermo. De hecho, al salir del juzgado se subió a un taxi y ya no salió con vida. Era el 17 de octubre de 1983.

Raymond Aron y Leo Strauss, por este orden, fueron los grandes maestros de Manent. Les añado que, en mi humilde opinión, la conversión de Manent al catolicismo es el único hecho realmente interesante de mayo del 68, porque liberó a un gran pensador del influjo homogeneizador de la ortodoxia. Llevo bastante tiempo pensando que hoy en día los únicos pensadores que siguen sorprendiéndonos son los conservadores. En el caso de Manent, quizás más que de conservador, debiéramos hablar, siguiendo su propia presentación, de un "liberal triste". Pero me parece que no hay mejor definición de conservador que esta: un conservador es un liberal triste. La ortodoxia se ha ido con la izquierda (el progresista no puede ser triste ni aceptar que la vida sea una triste búsqueda de alegría) dejando el campo libre de la heterodoxia a quien quiera ocuparlo. Ahí están Manent, Brague, Finkielkraut y algunos -tampoco muchos- más. 

Lo que me interesa resaltar se encuentra en la crítica que Manent dirige a René Girard. En ella se encuentra la idea, hoy más actual que nunca, de que el cristianismo tiene tendencia a pensar la igualdad entre el enemigo y el cristiano ("amad a vuestros enemigos") dando preferencia al enemigo. "Es lo que yo llamo la tendencia perversa del cristianismo". Esta tendencia transforma de manera apresurada e imprudente la proposición cristiana según la cual todos somos en un sentido igualmente pecadores, en una proposición política destructiva de toda la moralidad política, porque si todos somos pecadores, en último extremos no hay diferencias morales entre las causas humanas: "no hay diferencias de justicia, no hay diferencias de honor".

Los cristianos deben amar a sus vecinos sin confundir este amor con el pacifismo o la pusilanimidad, concluye Manent.

Tras escribir lo anterior me encuentro con unas recentísimas declaraciones del papa: "Si hablo de violencia islámica, tengo que hablar de violencia católica". Sin comentarios.

31 comentarios:

  1. Un comentario: yo no vuelvo a comulgar, -como no sea en articulo mortis-, hasta que El Altísimo llame a ese individuo a su presencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué se fastidie el capitán, que no como rancho...

      Eliminar
  2. http://www.fogonazos.es/2016/08/obrigado-jesus-video.html

    ResponderEliminar
  3. Para este papa, la violencia no es algo real, empírico, sino una abstracción, algo metafísico. Anida en todos y en cada uno… Lo cual iguala a víctimas y verdugos. Convierte el mal en algo genérico (el Sistema, el Capitalismo, la Maldad…), una idea. Y te desarma cuando tienes enemigos reales. Tal vez ese explique la frase que dijo en Cracovia, en terrible: pidió perdón a Dios por nuestra crueldad. ¿La nuestra? ¿A Dios y no a los millones de víctimas?

    ResponderEliminar
  4. El problema del catolicismo de místicos como Francisco es que si se reduce el Evangelio a una moral se puede llegar a la paradoja de que un ateo sea mejor "cristiano" que un cristiano practicante.Tiene razón Manent: Girard cuando dice que Voltaire estaba más cerca del Evangelio al defender al caballero de La Barre que quienes le condenaron implícitamente reconoce esto, aunque luego se repliegue.

    Y efectivamente cuando se afirma la posibilidad de la Salvación Universal, sin necesidad de sacramentos o siquiera confesión de fe - como los protestantes- : ¿Para qué Iglesia? No digamos llamamientos a la Cruzada.

    Yo a veces me pregunto si nuestra tolerancia , perdón indiferencia ,no será como la actitud de esos altruistas en las simulaciones de teoría de juegos , que hacen que los egoístas terminen siendo la población dominante. Sólo hay cooperación si la estrategia es condicional: cooperas , coopero, no cooperas , te castigo. (Bueno, es más complicado, pero me entienden).

    Karl Mill

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según qué entendamos por un "cristiano practicante", un ateo sí puede ser mejor cristiano que él.

      https://www.biblegateway.com/passage/?search=Lucas+10%3A25-37&version=NVI

      Conocí a un hombre bueno, bueno al modo machadiano ("más que un hombre al uso que sabe su doctrina, soy, en el buen sentido de la palabra, bueno"). Este hombre bueno me decía un día con una sinceridad conmovedora que daría un brazo por creer en Dios, de lo cual se sentía incapaz.

      "El que no tiene misericordia será juzgado sin misericordia. La misericordia se ríe del juicio". (Santiago, 2, 13)

      Eliminar
    2. @ Rafael Hidalgo

      "Este hombre bueno me decía un día con una sinceridad conmovedora que daría un brazo por creer en Dios, de lo cual se sentía incapaz."

      "Il ne dépend pas de nous de croire en Dieu." (Simone Weil)

      Eliminar
    3. De S.Weil también: "La religion en tant que source de consolation est un obstacle à la véritable foi, et en ce sens l’athéisme est une purification."

      Eliminar
  5. Si interpreto bien lo que está pasando parece ser que el papa nos quiere igualar a todos en nuestra condición de pecadores, es decir, por lo bajo. Ocurriría así que somos mejores cuanto con más claridad reconocemos que somos imperfectos. Pero una religión no está para eso -para eso ya están los terapeutas-, sino para orientarnos hacia lo más alto. Y es aquí donde empiezan los conflictos en los que inevitablemente entraremos. Decía Rémi Brague en una entrevista reciente que los ataques directos al cristianismo por parte de los radicales musulmanes, significa reconocer las raíces cristianas de Europa... que es precisamente lo que los europeos nos afanamos en borrar.

    ResponderEliminar
  6. No tengo el gusto de conocer la obra de Manent, pero si es esa la lectura que hace de Girard, me gustaría saber en qué textos se apoya. Porque si algo queda claro en la obra girardiana es que esa igualdad entre víctima y verdugo no puede hacerse porque supone, al margen de las consecuencias nefastas que eso podría generar en el espacio político, la aceptación, sea desde un extremo o del otro, del mecanismo sacrificial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes encontrar los argumentos de Manent aquí:http://www.commentaire.fr/pdf/articles/1982-3-019/1982-3-019_5p_0113_art1.pdf

      Eliminar
  7. http://www.firstthings.com/web-exclusives/2016/08/does-french-culture-have-a-future entrevista de Pierre Manent

    ResponderEliminar
  8. Buenas tardes,

    Julien Freund, "un liberal conservador insatisfecho" [ergo...¿triste?], sobre el "enemigo":

    http://salmonetesyanonosquedan.blogspot.com.es/2016/07/enemigo.html

    http://salmonetesyanonosquedan.blogspot.com.es/2016/07/el-enemigo-conoce-la-fecha-de-nuestra.html

    http://agora.qc.ca/documents/mesocratie--la_mesocratie_par_julien_freund

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cachis! Tenía que haber añadido el nombre de Freund a los de Brague y Manent. Me parece que lo que une a los tres es que consideran más necesario el apuntalamiento del mundo que su reconstrucción integral (cosa que ha demostrado ser su forma más rápida de destrucción). Si el optimismo es el opio del pueblo (y del intelectual de izquierdas) el liberal triste es el que conoce su labor interminable. Pero precisamente su tristeza le evita caer en los dos extremos entre los que basculan los liberales progresistas y los progresistas en general: el entusiasmo y la decepción.

      Eliminar
    2. Alain de Benoist, discípulo de Freund, en "Julien Freund y la impolítica": "Puede presentarse a Freund como un 'liberal conservador insatisfecho'... no podría describírsele como un liberal debido a su escepticismo sobre la idea de progreso y la abstracción de los derechos humanos, su crítica del individualismo y la doctrina del contrato social, su negativa a someterse a la derecha política, al igual que a los defensores del Estado de Derecho o permitir que las fuerzas del mercado sustituyan a la decisión política. Él dijo de sí mismo: 'francés, gaullista, europeo y regionalista', calificándose a veces, no sin ironía, como un 'reaccionario de izquierda'". En realidad fue el ultimo gran lector de Donoso.

      Eliminar
  9. Yo entiendo lo que dice el Papa. No quiere meter a todos los musulmanes en el saco terrorista, como tampoco nos gustan otras generalizaciones de moda (curas pederastas, etc). Me viene a la cabeza la película " de Dioses y de hombres", con el testimonio de los frailes que fueron martirizados y su visión del Islam.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, lo que está diciendo es que todos somos violentos y, en consecuencia, que nos igualamos por lo bajo.

      Eliminar
    2. Gregorio. El Papa no dice esto. Quizás es desafortunado el modo de expresarse, pero hay que ir más allá de las palabras que improvisa en un avión e intentar entender. Lo dice muy clarito, no todos somos violentos:

      "Si yo hablo de violencia islámica, debo hablar de violencia católica y no, los islámicos no todos son violentos, no todos los católicos son violentos.

      Es como la macedonia, hay de todo. Hay violentos de esta religión… una cosa es verdad: creo que en casi todas las religiones hay un pequeño grupo fundamentalista Nosotros lo tenemos."

      Efectivamente, no es muy afortunado, tal como es la realidad concreta de los católicos hoy. Pero no dice que todos seamos violentos. Creo que sencillamente no quiere caer en lo más fácil (y lo que quiere Daesh): que identifiquemos Islam con violencia, musulmanes con terroristas.

      Eliminar
    3. Valoro mucho tu generosidad hermenéutica, pero lo que está diciendo, insisto, es que respecto a la violencia, no nos diferenciamos de los musulmanes. Lo que quiere Daesh lo dice bien claro el mismo Daesh, no hace falta interpretarlo.

      Eliminar
    4. Sí, estoy de acuerdo en que no es la misma violencia, es obvio. Pero creo que hay que ir más al por qué lo dice. Es la única forma de entenderlo. O esto o pensamos que se ha vuelto loco y que opina que los musulmanes que crucifican cristianos, por ejemplo, son igual de violentos que los delincuentes comunes. Prefiero apostar por la hermenéutica.

      Eliminar
    5. Declaraciones de monseñor Gänswein, realizadas, por cierto, antes de estas últimas declaraciones del Papa: "La certeza de que el papa, como roca frente al oleaje, era la última ancla, está diluyéndose. Si esta percepción se corresponde con la realidad y refleja correctamente la imagen del Papa Francisco, o más bien se trata de una pintura mediática, es algo que no puedo juzgar. Pero las inseguridades, y a veces también las confusiones y el desorden han aumentado". Gänswein es ni más nimmenos que el prefecto de la Casa Pontificia.

      Eliminar
    6. Es evidente que Benedicto XVI no hubiera dicho lo que ha dicho Francisco.

      Eliminar
    7. Quizás han aumentado las inseguridades en los de dentro. En algunos de dentro, más preocupados por la letra de la ley que por el hombre. Aquellos que tenían su seguridad en la norma y no en Cristo. Aquellos que olvidan que la salvación, antes que nada, es don y es gratuita. Y con esto no quiero decir que no exista la ley ni la norma, sino que el sábado es para el hombre y no el hombre para el sábado.

      Esto ha venido muy bien que lo recuerde Francisco. Lo explica muy bien en la "Evangelii Gaudium":

      45. Vemos así que la tarea evangelizadora se mueve entre los límites del lenguaje y de las circunstancias. Procura siempre comunicar mejor la verdad del Evangelio en un contexto determinado, sin renunciar a la verdad, al bien y a la luz que pueda aportar cuando la perfección no es posible. Un corazón misionero sabe de esos límites y se hace «débil con los débiles […] todo para todos» (1 Co 9,22). Nunca se encierra, nunca se repliega en sus seguridades, nunca opta por la rigidez autodefensiva. Sabe que él mismo tiene que crecer en la comprensión del Evangelio y en el discernimiento de los senderos del Espíritu, y entonces no renuncia al bien posible, aunque corra el riesgo de mancharse con el barro del camino.

      49. Salgamos, salgamos a ofrecer a todos la vida de Jesucristo. Repito aquí para toda la Iglesia lo que muchas veces he dicho a los sacerdotes y laicos de Buenos Aires: prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades. No quiero una Iglesia preocupada por ser el centro y que termine clausurada en una maraña de obsesiones y procedimientos. Si algo debe inquietarnos santamente y preocupar nuestra conciencia, es que tantos hermanos nuestros vivan sin la fuerza, la luz y el consuelo de la amistad con Jesucristo, sin una comunidad de fe que los contenga, sin un horizonte de sentido y de vida. Más que el temor a equivocarnos, espero que nos mueva el temor a encerrarnos en las estructuras que nos dan una falsa contención, en las normas que nos vuelven jueces implacables, en las costumbres donde nos sentimos tranquilos, mientras afuera hay una multitud hambrienta y Jesús nos repite sin cansarse: «¡Dadles vosotros de comer!» (Mc 6,37).

      Y sobre el Papa Francisco, me quedo con el discurso de su predecesor, de hace unas semanas:

      http://www.romereports.com/2016/06/28/discurso-del-papa-benedicto-al-papa-francisco

      Eliminar
    8. Claro que el papa provoca confusion y no solo entre los conservadores. Lo evidencia el hecho de que cada que abre la boca tienen que venir otros a hacer hermeneutica. Hace poco decia que la mayoria de los matrimonios son nulos. La misma pagina del vaticano tuvo que corregir al papa por decir algo tan manifiestamente falso. Por otro lado, el papa tiene aversion a realizar juicios de valor, excepto cuando alguien tiene posiciones politicas distintas a la suya, en esos casos juzga mas duramente que cualquier "doctor de la ley" de los que tanto critica.

      Eliminar
    9. Estimado Francisco, te invito a leer este artículo, que menciona entre otros el episodio que comentas y arroja luz sobre el problema de fondo:

      http://es.aleteia.org/2016/07/12/la-alergia-al-papa-francisco-sintoma-de-la-incoherencia-de-algunos-circulos-catolicos/

      Eliminar
  10. "Cap atemptat perpetrat contra Occident és lliure d’una primera sospita de provenir de l’àmbit de l’islam, però en realitat, i si fos així, hauríem de dir de l’àmbit d’una perversió de l’islam o d’un islam tergiversat. Encara que hi hagi força –i massa!− sectors de la població no musulmana que vulguin relacionar islam amb violència, ambdós conceptes no són compatibles. És cert que hi ha terroristes que exhibeixen un islam sui generis i diuen matar en nom de Déu, i també ho és que tots plegats hem de reconèixer que s’ha matat més en nom de Déu que d’altra cosa." Dolors Bramon http://lliureimillor.cat/2016/07/18/llepafils-i-primmirats-per-dolors-bramon/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo prefiero hacer caso a lo que los terroristas musulmanes dicen de sí mismos que no a lo que algunos europeos dicen que dicen los terroristas musulmanes.

      Eliminar
  11. Muy bien visto, aunque creo que Herminio exagera... ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez, pero a mí Francisco me duele y mucho.

      Eliminar
  12. La justicia nunca deja de ser igual para todos (si no no sería justa); precisamente por ello no puede, en última instancia, dejar a todos por igual.

    ResponderEliminar