viernes, 13 de abril de 2018

¡Qué cultos son estos analfabetos!

Llega el famoso pensador inglés Chesterton a España. Le invito a una excursión a Toledo. En el camino de Madrid a Toledo diviso un grupo de labriegos que están comiendo. Y como sé cómo comen los labriegos, paro el coche e invito a Chesterton a que venga conmigo a verlos comer y que no hablemos. Llegamos; me reconocen algunos de los campesinos y, con frase señera, me dicen: "Don Fernando y la 'compaña', ¿quieren compartir nuestra merienda?" Agradezco; nos sentamos. Ellos están en el surco, en la besana, reposando. Y Chesterton advierte enseguida en qué consistía el espectáculo único: era en la maravilla de las maneras, de los gestos, de la pulcritud con que aquellos labriegos comían. Aquel pedazo de queso y de tocino, con un trozo de pan y un tomate, eran comidos con señorío, con distinción, con elegancia; con tal pulcritud, que cuando terminó la merienda y nos fuimos, Chesterton rompió el silencio para decirme: "¡Qué cultos son estos analfabetos!"

- Fernando de los Ríos, 
Sentido y significación de España

4 comentarios:

  1. Lo mejor es que esos dos se llevaban lo bastante bien como para que el masón socialista partidario de la separación Iglesia-estado hiciese de anfitrión del conservador apologista católico y se fuesen juntos de viaje y merienda

    ResponderEliminar
  2. La afición de Chesterton por la frase paradójica cansa un poco.

    ResponderEliminar
  3. Yo hubiése dicho, qué cosmopolitas son estos pueblerinos. O qué universales son estos aldeanos (particulares). Qué delicados en su senzillez....qué cultivados en su iletrez.
    HdL

    ResponderEliminar

En los pasillos del Newman

Me hicieron esta foto en los pasillos del Colegio Newman de Madrid, en un descanso del congreso BeEducation. Es este un colegio con alm...