miércoles, 4 de abril de 2018

Cuando un fascista pasa a ser un hombre

"Estábamos en una fosa, pero a nuestra espalda se extendían ciento cincuenta metros de un terreno llano, tan pelado que a un conejo le habría costado esconderse (...). Un hombre saltó de la trinchera [enemiga] y corrió a lo largo del parapeto, completamente al descubierto. Estaba a medio vestir y mientras corría se sujetaba el pantalón con las dos manos. Me contuve de disparar sobre él, en parte por ese detalle del pantalón. Vine aquí para disparar a los 'fascistas', pero un hombre a punto de perder su pantalón no es un fascista, es, manifiestamente, una criatura como tú y como yo, perteneciente a la misma especie -y uno no siente la más mínima gana de matarlo."

George Orwell, "Looking Back on the Spanish War", 
en Simon Leys, George Orwell y el horror a la política
En el original francés, Orwell ou l'horreur de la politique
Hay algo que no le perdono al traductor: 
que no sepa o no quiera traducir del francés 
el nombre del patrón de Navarra, San Francisco Javier.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El daimon de Bruto

"Era la noche muy profunda, su tienda la alumbraba una luz no muy clara y todo el campamento estaba en silencio. Él, envuelto en sus r...