lunes, 4 de septiembre de 2017

San Pepe Mujica

El amigo Bacon escribe lo siguiente en su comentario al post anterior:

"Tenemos problemas en Secundaria. A mi juicio, dimos una batalla y por ahora la perdimos aunque está planteada. Tenemos un desprecio muy grande por el conocimiento manual, por la formación de oficios. A todos los chavales les pedimos lo mismo, tanto si van a aprender un oficio o si quieren hacer secundaria y pasar a la Universidad. A todos les hacemos pasar por lo mismo. Y hay muchos chicos que se aburren y que nos piden aprender algo que les sirva para ganarse la vida. Se está multiplicando la matriz de las escuelas que tienen que ver con los oficios y tiende a decaer la secundaria tradicional. 

Es como si la gente nos estuviera diciendo: déjate de tanta historia, no me explique lo que es Amenofis IV ni lo que es la Atenas de Pericles y dame un instrumento que me sirva para ganarme la vida. Que después, si me gusta, ya veré si leo a Pericles o a Amenofis IV o me hago especialista en soldadura de aluminio. 

La gente necesita instrumentos para ganarse la vida rápido. Y nosotros somos hijos de una vieja formación francesa muy apegada a la humanística. La carrera que más se multiplicaba hasta ahora era abogacía. Por suerte, ahora ha empezado a decaer. Nos faltan técnicos de todo, ingenieros de todo. Tenemos falencia de ingenierías en todas las ramas, de veterinarios y nos sobran contadores, abogados y escribanos"

José "Pepe" Mujica, ex-presidente de Uruguay y santo laico progre, en una entrevista al programa de TVE "En Portada".

Y se pregunta Bacon a continuación: "¿Qué diría nuestra izquierda si eso mismo lo hubiese dicho un ministro del PP?"

La respuesta es obvia, así que no me detendré en ella. Lo que quiero comentar es que el pasado septiembre recibí una invitación para viajar a Uruguay a discutir del derrumbe de la educación uruguaya. Hablé con bastante gente, lei cuanto pude y finalmente, pude hacerme una idea de la situación educativa del país. Diré, de paso, que me encontré con muchos uruguayos dispuestos a hablar de Pepe Mujica. Pero ninguno me habló bien. Pero no es eso lo que importa. Lo que importa es que Uruguay, que tuvo uno de los mejores sistemas educativos de Hispanoamérica, tiene hoy un sistema educativo desastroso, que empeora año tras año. Los políticos de izquierda han intentado arreglarlo invirtiendo más dinero. Sin embargo las causas del fracaso están claras para todos los que tengan dos dedos de frente y no pasan por el incremento del gato público, sino por los criterios de asignación de plazas a los docentes. Lo que ocurre es que falta valentía para afrontar la realidad. En Uruguay no tienen problemas en secundaria: más bien no tienen ningún sector educativo sin problemas. Por eso son tan escandalosas las palabras de Pepe Mujica, que tiene la habilidad, eso sí, de situar los problemas de tal forma que siempre pueda decir sobre los mismos una palabra tan beata como ineficiente.

12 comentarios:

  1. Volviendo al que creo es el asunto de los dos posts anteriores:
    Una formación humanística es buena para quienes estudian a cualquier nivel. También para quienes, por no ser ricos, necesitarán vivir de su trabajo. Sea cuál sea ese trabajo.
    Usted, D. Gregorio, lo ha comentado a veces a propósito del éxito de los egresados del St. John College. Pero creo que no se ha dicho lo suficiente, ni se ha explicado lo suficiente. Creo que la mayoría sigue pensando que esa "liberal education" es una frivolidad, sólo buena para quienes buscan un título como adorno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda es así, pero ocurre que hoy lo moderno poco tiene que ver con el antiguo hedieron. Ya no es un momento del tiempo, sino un valor. Lo modernos e ha cargado axiológicamente y, por lo tanto, si algo es moderno, actual o, sobre todo, innovador, no necesita justificar que sea bueno. En estas condiciones lo antiguo queda reservado para quien not venga suficiente con ser sólo moderno.

      Eliminar
    2. Perdone, don Gregorio, mi ignorancia.

      ¿Qué es «el antiguo hedieron»?

      Eliminar
    3. Pues un lapsus calami convertido ahora en lapsus calamitatis. Debería decir "el antiguo hodierno", Lo moderno tiene hoy poco que ver con lo hodierno. (ahora veo que mientras escribo "hodierno" el corrector se empeña en poner "hedieron". Pero la culpa e mía, por no revisar lo escrito.

      Eliminar
    4. Gracias por la aclaración, don Gregorio.

      Prometo que me sentía tonto, porque pensaba que no entendía una obviedad sabida por todos.

      Siguiendo con su comentario, antiguo (como contrapuesto a lo nuevo) es aquello caduco por el mero paso del tiempo.

      De ahí que el mínimo sentido histórico sea peligroso para los modernizantes. Sería como tener un armario para guardar polillas.

      Eliminar
    5. Claro: son incapaces de pensar que -por poner un ejemplo- Platón pudiera tener algo importante que decirnos. Si lo pensasen, se verían obligados a entender a Platón tal y como éste se entendía a sí mismo y, por lo tanto, a bajar del pedestal axiológico de lo moderno. Como bien sugiere usted, la historia podría ser el antídoto contra el historicismo.

      Eliminar
    6. Plantea usted doctrinas altamente peligrosas, don Gregorio. Por pura y simple heterodoxia.

      Si le sugiere a la gente que Platón puede quizá tener algo que decirnos y que hayamos de entenderlo por lo que él mismo dice, podría resultar que el aprendizaje real (no meramente gramaticoide) del griego clásico podría llegar a ser muy relevante.

      Ésas son humanidades serias, pero a muchos les podría dar un susto de gravedad tener tanta impresión junta.

      Para espantar tales males, tendrían que llevar collares con dientes de ajo. Todo por no preguntarse si acaso las cosas quizá puedan ser de otra manera.

      Eliminar
    7. Don Pablo, acogiéndome a Nietzsche, podría alegar en mi defensa que para conocer el presente hay que observarlo desde una perspectiva que no sea la del presente. Lo que me interesa es darle densidad conceptual al presente, no a la Atenas del siglo V, pero ocurre que para conseguir mi propósito, debo salir de esa posición absoluta en la que el presente se cree asentado, y conocer la Atenas del siglo V. Pudiera ser que esta pretensión sea tan desmedida que resulte en último término irrealizable, pero si así fuera, también sería incompleto nuestro conocimiento del presente, por lo que no convendría tomárselo demasiado dogmáticamente. Soy consciente de que si dices estas coas en determinados ámbitos simplemente no te entienden. Pero... ¿y qué?

      Eliminar
    8. Don Gregorio, más que de la perspectiva del presente, hablaría de la expectativa presente. Si dialogar con los clásicos tiene sentido, no es para hacerles decir lo que queremos oir, sino para escucharles lo que dicen.

      Me da que la perspectiva distinta de la propia es irrealizable. No insuperable y no todo conocimiento perspectivista e historicista.

      Sin embargo, me temo que seguirán sin entenderle. Les habla usted de cuestiones muy complejas. Las modernidades de esas personas son más simples.

      Eliminar
  2. El señor José Mújica no sabe lo que se dice, y si lo sabe es aún peor. Sus palabras no representan a la izquierda: reproducen el criterio obsceno que dice que debe haber una educación y una instrucción para los trabajadores y otra para la clase propietaria de los medios de producción (es decir, la clase que tiene el poder en la sociedad). Gramsci hace casi cien años criticó duramente a los socialistas por tener esa posición. Entonces como ahora esa posición es reaccionaria y contribuye a la devastación intelectual de la clase trabajadora. A mí, particularmente, me da lo mismo quién lo diga. Esa afirmación es reaccionaria y miserable.

    ResponderEliminar
  3. don gregorio uruguay no era el pais mas culto de hispanoamèrica

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Narciso demócrata o el esnobismo inverso

Leo en el prefacio del Narciso de Rousseau: "Dans un Etat bien constitué, tous les citoyens sont si bien égaux, que nul ne peut êtr...