jueves, 11 de julio de 2013

La mala educación

Una pregunta que en estos momentos es para mí del máximo interés (y que algo tiene que ver con lo que decía en el apunte anterior sobre la realidad): "¿La experiencia que se gana a golpe de frustración, no pone de manifiesto una mala educación?"

5 comentarios:

  1. El gato de Schrödinger8:33 p. m., julio 11, 2013

    Yo no estoy seguro de haberle entendido bien.

    ¿Se refiere usted a una educación que predispone a la frustración porque no se acomoda al principio de realidad? ¿Algo así como la educación de Mme. Bovary?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A una educación que considera más real una imagen edulcorada del mundo que la realidad cotidiana. A una educación que no enseña a tratar con los cara duras y sinvergüenzas del mundo real porque cree que con afecto y mediación de solucionan los problemas del mundo.

      Eliminar
  2. Cuánto tiempo hará, señor Luri, que las paideias han decaido, perdiendo el carácter de irónico rigor que tuvieron en otros tiempos: no será necesario remontarse a la época de los sofistas, con F.Filostrato, para comprender que el color de la realidad ha sido sustituido por un sucedáneo jolibudiense. A veces tengo pesadillas con el Pato Donald impartiendo clases de retórica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don Manuel: Toda esa inteligencia emocional, todo ese buenismo mediador, todos esos valores que se supone que nos limpian la conciencia con sólo ponernos al alcance de su luz, todo ese todos somos ganadores... está creando una juventud incapaz de hacer frente al matón de patio, que es el que suele acabar de empresario de éxito y, por lo tanto, para el que tienen que trabajar. El problema es que no hay ONGs suficientes para colocar a tanto diabético moral.

      Eliminar
  3. Y además los niños y adolescentes de hoy,con los videojuegos y youtube empiezan muy pronto a tener contacto con lo más duro de la vida:el sadismo,la brutalidad ,las relaciones de poder ;y todo ello sin filtros .Con lo cual,parece que están doblemente indefensos.No tienen medios para reflexionar sobre todo ello.

    ResponderEliminar