sábado, 25 de febrero de 2017

Palabras que debieran preocuparles y ustedes no saben por qué

Si el profesor de su hijo les dice cosas de este tipo:
  • Es un buen chico
  • Muestra mucho interés
  • Trabaja mucho
  • Se esfuerza

Les aseguro, queridos padres, que ustedes debieran preocuparse. Pero ocurre que ustedes no saben por qué. Y yo no se lo voy a decir.

13 comentarios:

  1. Pues, dado que a mis hijos les dicen eso y usted parece saber por qué debiera preocuparme, pero no le apetece contarlo: ¿haría el favor de decirme con quien podría hablar para enterarme?
    Ah,y si fuera cosa de pagar, no se preocupe: fije usted la cuantía que seguro llegamos a un acuerdo

    Saludos (de un padre preocupado)

    ResponderEliminar
  2. Don Gregorio haga usted el favor de decirles porqué, aunque se enfaden la consellera o el ministro...

    José

    ResponderEliminar
  3. Señor Luri, hace pocos días del fallecimiento del maestro Xavier Melgarejo, quien además de haber sido director de la Escola Claret, era un experto en el sistema educativo de Finlandia y, como tal, reconocido y honorado en este país.

    La entrevista que le hizo Antoni Bassas del diario ARA es ejemplar y emocionante en su último tramo.

    ¿Algún comentario? Muchas Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído con mucho interés las cosas que se han escrito sobre él, pero yo no lo conocía muy bien. Pasamos, eso sí, dos tardes juntos. La primera, creo que en el Parlament de Catalunya con Irene Rigau y otra persona. En ese momento Irene Rigau aún no era consejera de educación. El otro encuentro tuvo lugar en casa de un amigo común y allí nos contó de manera muy viva y muy sentida lo que le confesó posteriormente a Bassas.

      Eliminar
  4. Hombre, don Gregorio, con lo brutos que son algunos padres y con lo que cobra un profesor, no les va a decir: "su hijo es tonto del culo"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios mio!!! Después de leer esto me ha salido un sarpullido brutal.

      Eliminar
    2. Tranquilo, Pedro, lo malo no es cuando te dicen que es un buen chico, sino cuando inmediatamente después añaden un pero.

      Eliminar
  5. Pues dado que usted no lo va a decir, voy a explicar por qué yo sí se lo digo (cuando hay motivo, puesto que a veces pongo un no delante de cada afirmación) a los padres de mis alumnos y no comparto que deban preocuparse (al menos en esa primera parte de la entrevista).
    Porque para aprender se necesita previa e imprescindiblemente una base personal e instransferible en el alumno:
    Es un buen chico (No molestar, ni impedir el aprendizaje de la primera comunidad fuera de la familia con la que va a convivir).
    Muestra mucho interés (Es un indicador no necesario, pero sí indicativo de que quiere aprender)
    Trabaja mucho (A ver si no cómo aprende, especialmente en el caso de alumnos con dificultades que deben suplir con esfuerzo lo que natura no les dio. Pero llegará un momento que hasta estos tendrán que trabajar también).
    Se esfuerza (Idem de lo mismo)
    Después de esta parte de la entrevista, paso a centrarme en los resultados de los contenidos escolares, muchas veces conseguidos, o no, por la influencia de los factores anteriores. Y aquí pueden seguir tranquilos porque igualmente va bien, empezar a preocuparse porque no, o seguir preocupados porque tampoco lo consigue en esta.
    Quedaría luego la tercera parte, si se puede hacer algo, si sabemos qué y si queremos hacerlo.
    Con eso me despido de los padres y de usted.
    M.L.S.E.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento, pero no he entendido nada.
      Por suerte para mi, ya acabé la Escuela, por que si me toca in profe así, todavía estoy repitiendo.

      Eliminar
    2. He querido decir que intento contar a los padres
      si su hijo quiere aprender, (es lo más básico),
      luego si puede
      y finalmente, si hay que ayudarle en cualquiera de los dos aspectos cómo hacerlo.

      (Espero haber evitado que repita usted, deseo que todos mis alumnos aprendan).
      M.L.S.E.

      Eliminar
  6. Em sembla que el senyor Gregorio parla amb ironia: el mestre que diu aquestes quatre coses sap molt bé quin és el paper de l'escola. I, és clar, ens hem de "preocupar" perquè no és "innovador".
    Copio una citació d'Alberto Royo: "Lo que defiendo es que se deje de presionar al profesor insistiendo en la necesidad de la innovación sin tener en cuenta si esta va a mejorar o no el aprendizaje de nuestros alumnos. Hoy tenemos congresos de innovación, cursos de innovación, premios de innovación... el profesor que no innova es tachado de inmovilista, mientras se premian metodologías extravagantes. Déjennos a los profesores que hagamos uso de nuestra libertad de cátedra y enseñemos como mejor consideremos, según nuestra forma de concebir la educación. De lo que se trata no es de enseñar a lo antiguo o a lo moderno sino de enseñar bien." Entrevista publicada a l'ABC del 03/05/2016.

    ResponderEliminar
  7. Iba leyendo y me iba acordando de usted. Uno de los suyos, Gregorio: http://discursiones2.blogspot.com.es/2017/03/contra-el-desprecio-del-conocimiento.html?spref=fb

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Eso del desprecio del conocimiento es cierto, pero no en los centros que tienen conciencia clara de estar formando a la clase dirigente de mañana. Sé muy bien de lo que hablo, porque visito muchos centros, y muy heterogéneos a lo largo del año. Sé quien promete felicidad y quien garantiza el dominio de tres idiomas y una magnífica formación en ciencias y tecnología (por ejemplo). Ahí estamos: mientras a los pobres se les dice que la ambición es un pecado contra la democracia, otros se forman alimentando su ambición con conocimientos.

      Eliminar

Sevilla

Hay cosas, amigos, que no se olvidan. Dejan una huella que se mantiene siempre fresca. Este será, seguro, el caso de mi defensa del deb...