domingo, 23 de octubre de 2016

Andrei Zhdanov

"La tesis obsesionante de Zhdanov es que hay que volver a escribir de nuevo toda la filosofía occidental desde los presocráticos hasta el idealismo alemán, porque los filósofos desde Parménides hasta Hegel, aunque eran premarxistas, no supieron dar forma premarxista precisa a su pensamiento".

Jesús Fueyo, comentando la
  La historia de la filosofía occidental europea de Zhdanov
 en La vuelta de los budas

11 comentarios:

  1. Me temo que la obsesión no es exclusiva de Zhdanov, ni por el premarxismo de los «autores rebeldes».

    ResponderEliminar
  2. Como cuando todos los filósofos clásicos eran, de alguna manera, precristianos...

    ResponderEliminar
  3. Es cierto, la historia tiende a entregarse muy fácilmente a quien la escribe. Quizás pore so es lo primero que el vencedor incluye en su botín.

    ResponderEliminar
  4. Don Enrique, eso se ha llamaba (si no recuerdo mal), interpretatio graeca e interpretatio latina. Como en teología existe una interpretatio hebraica. Todas ellas son interpretationes christianae.

    En el fondo, eso tiene un esquema básico. ¡Cuántos errores filosóficos habrá tenido X, cuando todo su pecado ha sido no haber considerado el asunto desde la segura doctrina de Y! (Las variables pueden asumir muy distintos valores.)

    Don Gregorio, como sabe usted muchísimo mejor que yo, ἱστορία es también «relato». Supongo que, parafraseando a la sabiduría popular, es difícil no contar la historia como uno cree que debe irle en ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo. Añado, si me lo permite, que eso que se suele llamar "historia nacional" no acostumbra a ser tanto la mirada más o menos autocomplaciente de una nación sobre sí misma, como un instrumento tecnológico de quien creyendo tener ya una nación, no tiene aún (suficientes) nacionales.

      Eliminar
  5. Efectivamente ya conocen ustedes las fuentes: "¿Cómo nos las arreglaríamos ahora -seguí- para inventar una noble mentira de aquellas beneficiosas de que antes hablábamos, y convencer con ella ante todo a los mismos jefes, y si no a los restantes ciudadanos?" etc, etc, etc...

    ResponderEliminar
  6. O sea, la Historia como catequesis. Que se lo digan a Puigdemont... y a su apóstol Fontana. De la Historia como proyecto social a la Historia como proyecto nacional no hay más que un pasito que el mestre Fontana no ha dudado en dar.

    ResponderEliminar
  7. Pero el sentido originario de ἱστορία creo que era el de investigación basada en fuentes; en principio, testigos presenciales, es decir, testimonios orales. Luego cambió un poco la cosa.

    ResponderEliminar
  8. Don Pablo, se dice que la interpretatio graeco-latina es mérito de Paulo, que habría sido el primero que "helenizó" el cristianismo. Pero no sé si la cosa será tan simple. De todas formas, hay por ahí un libro muy interesante sobre la Iglesia aún sin "romanizar" que se llama "La sinagoga cristiana".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdone, don Enrique, era sólo un ejemplo, no un análisis detallado. Lo único que quería resaltar era el principio general, no los casos particulares.

      En el fondo, de modo muy ligero pasa también (sin que haya cuestiones ideológicas por medio) en la crítica que Aristóteles hace a su maestro.

      Permítame simplificar mucho (más de lo debido, probablemente), toda la crítica platónica es el reproche de que el saber matematizante no explica las realidades vivas.

      Es sin duda cierto lo que dice Aristóteles. Pero quizá Platón estaba interesado explicar otras cuestiones.

      Lo grave de la posición que trato de describir es la condena perpetua de toda posición intelectual ajena por no adecuarse a las exigencias de la posición propia.

      Por cierto, no digo que ἱστορία sea sólo «relato» (de ahí el enlace), sino también.

      Lo complicado de exponer, de contar, es que no existe un acceso privilegiado y totalmente aséptico a los asuntos humanos. Según Heisenberg, tampoco existiría a las realidades físicas, presuntamente objetivas.

      Siempre que nos referimos a ella, «manchamos» la presunta realidad inmaculada.

      Eliminar
  9. Gracias don Pablo, por la aclaración y disculpe si parece que le he llamado simple, cuando en realidad me lo llamaba a mí mismo por mi anotación sobre Pablo de Tarso. Por lo demás, completamente de acuerdo con usted. Por lo demás, y como ha dicho creo que Gadamer, la Filosofía puede que no sea más que una sucesión de malentendidos.

    ResponderEliminar