martes, 9 de julio de 2013

Aviso para navegantes

Se ruega a todos los visitantes del Café de Ocata que carezcan del más mínimo sentido de la ironía que, por favor, pasen de largo. Ellos se lo pasarán mejor en otros sitios y aquí no los echaremos en falta.

5 comentarios:

  1. Contra el bé i contra el mal –contra les pretensions de l’un i de l’altre– només tenim una defensa: la ironia, deia Joan Fuster.

    no alcanzo a saber a que se refiere con este escrito pero lo puedo suponer, la respuesta de Fuster seria apropiada, creo.

    ResponderEliminar
  2. No sé yo si puede uno divertirse mucho en ningún sitio sin sentido de la ironía...

    ResponderEliminar
  3. No pienso obedecer.

    Me declaro objetor.

    ResponderEliminar
  4. Pues si estamos en tono irónico...les diré que sí la anécdota de los Psicólogos,es totalmente superficial y sirve para reirse de aquel filósofo que se cae en un agujero por ir mirando los cielos. Y en general para reirse de todo saber de la Filosofía.

    Pero y ahí viene la ironía, también es profunda como una fosa mariana, porque los tres personajes representan tres logos del inconsciente o tres modos de interpretarlos.

    Aquí viene el humor. Siempre que el sombrero fuera de bombín, como acampanado, sería totalmente metafísico pensar que Freud piensa en encerrar la cabeza, el pensamiento, en una campana de distribución. Sin embargo Ferenci piensa que el pensamiento es otra cosa, en concreto algo que se escapa a la propia campana. Por último, Jung, supongo que estará pensando en puentear las dos visiones sobre el inconsciente desde sus alturas.

    Antonio-el-del columpio

    ResponderEliminar

Dándole los últimos retoques

Saldrá en septiembre: