domingo, 2 de octubre de 2016

Los "Escritos políticos" de Balmes


Siguiendo con mi peregrinación por el siglo XIX, hago esta noche parada en los Escritos políticos de Balmes, en cuya compañía pienso pasar unos días. Acabo de despedirme de Valera y ya sé que notaré -he empezado a notarlo ya- la merma de calidad de la prosa, pero no tengo duda de que hallaré en el de Vic abundantes motivos para la reflexión. 

El libro se abre con esta introducción: "En momentos de cansancio y disgusto todos condenan el hablar de política, pero nadie habla de otra cosa (...). 'No quiero pensar en política': así hablan algunos; pero la dificultad está en que los sucesos os forzarán a ello; si el edificio arde, no vale el permanecer tranquilo en un departamento imitando al literato, a quien avisaron de que había fuego en la casa, y respondió muy sereno: ¡decídselo a mi mujer, ella es la que cuida de los asuntos caseros'".

2 comentarios:

  1. No sé si la anécdota es cierta (es posible que no, lo desconozco), pero el caso es que llegó hasta mí la noticia del siguiente suceso.

    Se hallaba Santayana leyendo en su estudio cuando una criada entró en el mismo alarmada debido al inicio de la guerra mundial: "¡Ha estallado la guerra! ¡Ha estallado la guerra!" A lo que el filósofo respondió: "Vivo en lo eterno. Gracias".

    ResponderEliminar
  2. " Si el edificio arde, no vale el permanecer tranquilo en un departamento imitando al literato, a quien avisaron de que había fuego en la casa, y respondió muy sereno: ¡decídselo a mi mujer, ella es la que cuida de los asuntos caseros'".
    Ocuparse de la politica es complicado y entiendo que la gente no sepa por donde empezar ni por donde continuar. Por eso, yo echo una manita a unos que se ocupan de ella, no tanto porque comulgue con sus ideas sino porque me parece necesario lo que hacen y util por precario y parcial que sea.
    Me disgusta profundamente esa cantinela que habla mal de la politica sin mas, como si simplemente ese malhablar fuera algo bueno y de buen tono. A la mierda, como dijo el aragonés.
    Lei, justo ayer, en un resenya sobre Walter Benjamin, una idea fuerte que me parece muy valida para fundamentar la política. Decia el resenyador, de nombre Alcoberro, " Quan fem la revolució no sabem com acabarà (el futur no està escrit) però sí sabem que escoltem i que som impulsats pel dolor de generacions de justos que van morir. "
    La política no és para creer crear un futuro perfecto sino para vivir con dignidad, es una cuestion etica. El hombre en la polis, vivir un dimension del ser que somos.
    Cuando me pongo estupendo y viendo que no hay partidos que me acaben de gustar imagino que fundo el mio : el PRE . partido radical electico que seria radical en sus planteamientos e ideas y pragmatico en su acción. Pero solo cuando me pongo estupendo...

    ResponderEliminar