martes, 20 de noviembre de 2018

Lo que más me preocupa...

... del estado de la educación en España es que cada vez que me lo propongo, fracaso intentando convencer a un grupo de futuros maestros de que no todo es cuestión de gustos, porque cualquier cuarteto de cuerda de Beethoven es objetivamente muy superior a las obras completas de Lady Gaga y que, por eso mismo, los maestros son embajadores de Beethoven ante nuestros alumnos, no de Lady Gaga.

6 comentarios:

  1. Ja, ja, ja. Se agradece el intento, pero eso es batalla perdida. Como hoy todo se relativiza, ellos dicen 2no me gusta" y como lo que importa es lo que le gusta a uno, pues asunto terminado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, me temo que eso de la cultura objetiva les queda demasiado lejos. Parece como si dijeran: ¿Pudiendo acceder a lo que me gusta, para qué mirar más allá del horizonte?

      Eliminar
  2. Supongo que estoy escribiendo una estupidez, pero el otro dia me dió por pensar que los mientras que los maestros són analògicos, los alumnos son digitales y de ahí que haya una disfunción en la enseñanza. Y de lo otro, hombre, Lady gaga con Tony Bennet tiene su nivel de dignidad.

    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De niña, hace casi cuarenta años, ya tenía yo exactamente esta discusión con mi madre (maestra también, y psicóloga), que insistía en que no debía menospreciar los gustos musicales ajenos, y en que la música clásica no es intrínsecamente más valiosa que las canciones del verano... porque si a otros les gusta, no puede ser peor; considerar lo contrario equivaldría a ser elitista. Algo así como aquello de "mis opiniones son respetables porque son las mías", pero aplicado generosa y solidariamente a los demás. La historia de Procusto es muy anterior a la digitalización.

      Eliminar
  3. El gusto, como la voluntad o las habilidades, no es que "se tenga" o "no se tenga": se desarrolla, se entrena, se amplía, se mejora.

    No querer más allá del propio horizonte, y fijar éste en el límite en que comienza el esfuerzo, es a mi entender una buena definición de mediocridad. Muy triste, y muy aburrido también.

    ResponderEliminar
  4. Estos alumnos de ahora, que no son capaces, parece ser, de seguir con una mínima atención una clase de 50 minutos ¿son capaces de leer un libro? ¿leen alguno?. Y si la respuesta es que prácticamente nada, ¿debería preocupar a alguien?

    ResponderEliminar

Ocata, de nuevo

Ocata es, obviamente, un lugar.  Pero no es sólo eso.  Para mí es, sobre todo, el encuentro milagroso del cielo, la luz y el agua,  e...