martes, 31 de enero de 2017

Haciendo deberes con mi nieto

Los martes traemos a nuestro nieto Bruno a comer a casa. Nos lo pasamos bien, aunque a veces hay que poner cara seria con algunos platos que no son completamente de su devoción. Hoy, durante la comida, le he contado la historia de Orfeo. Hemos hablado de Tracia, del río Hebros, de las mujeres tracias, de Eurídice y de la entrada al infierno del monte Tenaro y de todo lo demás, añadiéndole que una vez su abuela y yo estuvimos cenando en un merendero en Edirne, en un mirador que daba a la corriente del Hebros y al atardecer nos pareció notar un eco remoto de la música de Orfeo, aunque no descartamos que fuera la música de una fiesta popular que se celebraba en las proximidades y que a veces llegaba hasta nosotros con un golpe de viento. Al día siguiente comenzamos a remontar el curso de otro río Tracio, el Maritsa, en etapas de 25 kilómetros diarios que nos llevaron hasta Shipka.

En los postres hemos escuchado esto:



¿Y saben qué? ¡Me siento orgulloso de mi nieto y de mí mismo por haber estado haciendo deberes mientras comíamos! Nos lo hemos vuelto a pasar bien.

Why Minimal Guidance During Instruction Does Not Work:

viernes, 27 de enero de 2017

“The Story to End All Stories” — Philip K. Dick

In a hydrogen war ravaged society the nubile young women go down to a futuristic zoo and have sexual intercourse with various deformed and non-human life forms in the cages. In this particular account a woman who has been patched together out of the damaged bodies of several women has intercourse with an alien female, there in the cage, and later on the woman, by means of futuristic science, conceives. The infant is born, and she and the female in the cage fight over it to see who gets it. The human young woman wins, and promptly eats the offspring, hair, teeth, toes and all. Just after she has finished she discovers that the offspring is God.

En Nido de ratones

Aquí


Dudamel en el Palau de la Música Catalana


jueves, 26 de enero de 2017

Diálogo en vos baja en medio de una conferencia

Alguien: ¡No me negarás que los resultados de Holanda son buenos!
Técnico de la OCDE: No, claro.
Alguien: Entonces... ¿por qué los ignoráis en PISA?
Técnico: Hombre, ignorar...
Alguien: Nunca subrayáis el buen hacer de Holanda.
Técnico: Nos gustan más sus resultados que sus métodos.
Alguien: Ahora vamos bien.
Técnico: Nos resultan incómodos.
Alguien: Ideológicamente incómodos.
Técnico: Sí.
Alguien: ¿Por las separaciones de alumnos?
Técnico: Nos parecen excesivas.
Alguien: Pero los resultados de PISA son buenos y el sistema escolar algo tendrá que ver con el nivel de vida del país.
Técnico: ...

Entrevistado por Miquel Rossy

En Branding escolar


We the people


En El Subjetivo

martes, 24 de enero de 2017

Atocha

Recupero este texto de hace un año:

Recuerdo muy bien la tarde del 24 de enero de 1977. 

La noticia del asesinato de los abogados laboralistas de la Calle de Atocha había dejado a mis "camaradas" universitarios paralizados, pero a mi me hervía la sangre y no me resignaba a hacer oposición de corrillos en el bar de la facultad. Encontré a uno -sólo a uno- dispuesto a ponerle un crespón negro a una bandera republicana y salir a la calle. Pero en la calle no había nadie y nos metimos en el metro esperando dar allí alguna salida a nuestra indignación. No estoy seguro de que supiéramos muy bien qué buscábamos... me imagino que la solidaridad ciudadana. Pero pronto nos dimos cuenta de que estorbábamos. Las buenas gentes de Barcelona se alejaba de nosotros, dejando un cinturón de seguridad a nuestro alrededor, como si apestásemos. Y quizás así era.  

Solamente un anciano alzó el puño a nuestro paso, en Urquinaona. Y eso fue todo. Así que cansados de ser una presencia molesta. Cansados en realidad de todo, metimos la bandera en una bolsa y nos fuimos a beber cervezas. 

Aquel fue el primer día del resto de mi vida. Aquel día se abrió mi transición.

La tecnología nos permite ser antiguos



Lo mejor de las nuevas tecnologías es que facilitan mucho las cosas a los que hemos decidido ser antiguos. ¿Te apetece leer a Antonio Zozaya? Pues vas a Iberlibro, buscas a ver qué hay de él y por veinte euros te traen buena parte de su obra a casa. 

Y lo mejor de ser antiguo es que encuentras entre los libros viejos un gran número de ideas útiles para explicar el presente que se les escapan a los que quieren ser sólo contemporáneos, porque acostumbran a mirar lo que hay desde una misma perspectiva. Los antiguos amplían horizontes.

Cada vez estoy más convencido: querer ser sólo contemporáneo denota una escandalosa falta de ambición.

lunes, 23 de enero de 2017

Prosopopeyas sesquipedales

Como ya estamos a las puertas de la matriculación escolar, me van llegado, como todos los años, folletos publicitarios de diferentes centros que tienen la sensata pretensión de ganarse el interés de las familias con sus innovadoras propuestas pedagógicas. Es realmente instructivo ver cómo ha ido cambiando la imaginería publicitaria. Hace veinte años, los folletos mostraban alumnos muy bien vestidos y muy bien peinados con un libro en la mano; hace quince años, el libro se sustituyó por algún aparato del laboratorio alrededor del cual varios alumnos aparecían extasiados contemplando la epifanía de la ciencia; hace diez años, el ordenador ocupó el lugar del libro y del tubo de ensayo. Hoy lo que nos muestra la publicidad es un alumno feliz, generalmente al aire libre, hablando con otros alumnos igualmente felices.

Cuando pasamos de las imágenes a las palabras lo que nos encontramos es la letanía de la vulgata innovadora:
  • Estimulación precoz ("precoz temprana", dicen en un centro).
  • Inteligencias múltiples.
  • Trabajo cooperativo.
  • Trabajo por proyectos.
  • Competencias para el siglo XXI.
  • Inteligencia emocional.

Es decir, que hoy una escuela innovadora, si hacemos caso a lo que dicen, es una escuela como cualquier otra. La ortodoxia se ha impuesto publicitariamente.

Sin embargo, los centros con buenos resultados en selectividad se encargan de subrayarlos, como si dijeran: "todo lo anterior está muy bien, pero no se preocupe, porque le garantizamos que su hijo no tendrá problemas para acceder a la universidad".

La directora de un importante centro escolar catalán me confesaba en una cena lo siguiente: "Cuando llegan las matrículas, me preocupo por saber cuáles son las palabras pedagógicas de moda y las coloco estratégicamente por los folletos que repartimos. Pero como sé que los padres no quieren exactamente lo que piden, lo que me interesa es la opinión de los profesores de la universidad sobre la formación de nuestros alumnos."

Realmente la racionalidad pedagógica es sui generis.

sábado, 21 de enero de 2017

Crítica aforística del pensamiento crítico

I
Si no eres crítico con el pensamiento crítico, no tienes pensamiento crítico.

II 
Si hay que aprender a aprender y hay que aprender a pensar, más habrá que aprender a aprender y a pensar bien.

III
Por lo que yo veo, en la práctica, la etiqueta de pensamiento crítico es el recurso que utiliza la opinión para hacerse honorable. En los institutos y en las universidades es mucho más frecuente oír que "esta es mi opinión, y todas las opiniones son respetables", que "estos son mis argumentos, refútalos, por favor, con otros mejores, que estoy deseando aprender de mis errores".

IV
Solemos llamar pensamiento crítico o bien a aquel pensamiento ajeno bien articulado y coherente que... confirma nuestros prejuicios o aquella opinión nuestra que está alineada con nuestra ideología.

V
Nadie que cree en algo cree que su creencia es prejuiciosa. Por lo tanto, nada que sea coherente con tu creencia parecerá un prejuicio.

VI
Cuando oigamos a alguien decir que hay que fomentar el espíritu crítico, hay que prestarle atención, a ver qué más lugares comunes suelta.

VII
No hay pensamiento crítico, hay pensamiento riguroso.

VIII
Pensar bien, con rigor, es difícil y con frecuencia el esfuerzo no está acompañado por el éxito. 

IX
Con frecuencia, también, eso que llamamos conclusión lo único que mide es nuestra capacidad de resistencia a la fatiga.  

X
No se puede pensar honestamente si se tiene miedo a hacerse daño.  Y si eres comunista, no puedes animar a pensar críticamente a tu hijo si no estás dispuesto a felicitarlo si se afilia al PP.

XI
No es lo mismo estimular el pensamiento crítico que el espíritu de crítica.

viernes, 20 de enero de 2017

¿Cómo podemos enseñar a pensar en las aulas?

En el blog de Vicens Vives

Buscar A, tropezar con B; abandonar A y quedarse en B.


Una sorpresa que me reconcilia con la Wikipedia, es esta entrada dedicada a Louis Wolfson: 
"Louis Wolfson (Nueva York,1 1931) es un autor estadounidense que escribe en idioma francés. Se le ha tratado por esquizofrenia desde su infancia y no soporta escuchar o leer su lengua materna, el inglés. Por esta razón, ha inventado un procedimiento que consiste en traducir inmediatamente todo aquello que se le diga en inglés a frases formadas a partir de palabras extranjeras, que han de poseer el mismo sonido y el mismo sentido. Ha vivido en Nueva York y después, tras la muerte de su madre, en Montreal. Desde noviembre de 1994 vive en Puerto Rico, donde se hizo millonario el 9 de abril de 2003 al ganar el primer premio en una lotería electrónica".
Más información sobre Wolfson, AQUÍ.

Hume and humor


jueves, 19 de enero de 2017

Una religión muy pesada


En su prólogo al Catecismo Positivista de Augusto Comte, Antonio Zozaya, tras dejar escapar que "Comte se amaba a sí mismo con amor de mujer", recoge a pie de página esta anécdota: "Cuéntase que el propietario de la casa en que murió Augusto Comte en la Rue de Monsieur le Prince, asombrado al ver que en tan reducido espacio se reuniese tanta gente para llevar a cabo las prácticas religiosas del Positivismo, suplicó a M. Laffitte que desalojase el local. Su Religión de ustedes, dijo, será buena o mala, yo en eso no me meto; pero es una religión que carga demasiado las vigas. Así fueron tachados de ilusos los hombres que haciendo alarde de positivistas, se alejaban cada vez más de la realidad." 

miércoles, 18 de enero de 2017

La Transparencia, la última virtud

Entonces se produjo el acontecimiento que este primer siglo del tercer milenio recordará siempre, puesto que todas las cadenas de televisión del mundo dieron cuenta del mismo  y fueron publicados cincuenta ensayos en los días siguientes, ansiosos por informar a todos los que sabían leer.

Una mujer, muy joven, muy hermosa, vestida solamente con un largo velo, se adelantó. Tenía los ojos claros, sus manos parecían de cristal, su progresión era tan clara, tan evidente, su aspecto tan radiante que la Academia, al completo, se levantó.

Con una hermosa compostura, esta mujer habló, y su voz era tan pura como sus palabras. "Yo soy la Transparencia, dijo, la única Virtud de este tiempo y de los que vendrán. Ruego a la Discreción, a la Reserva, a la Modestia, al Respeto, que se retiren amablemente, pues su tiempo ha pasado... Yo soy la Transparencia, la nueva Trinidad, yo soy la Verdad y la Inocencia y la Belleza. Yo soy similar a la imagen, soy la imagen; soy similar a la luz, soy la luz, el sol, desvelo lo oculto, desmonto los misterios, rompo las mentiras, retiro las máscaras".

El Coraje se adelantó y, animados por su ejemplo, hicieron lo mismo la Justicia, la Caridad, la Solidaridad. Juntos se inclinaron ante la más brillante de la Virtudes. La transparencia los atravesó con una mirada fulminante y continuó con su brillante discurso.

"Miradme y pareceos a mí. Quiero que vuestros cuerpos, vuestros corazones, vuestros amores,  vuestros patrimonios sean maravillosamente transparentes. Quiero que aprendáis a ser honestos, a no guardar ningún secreto, a mantener la puerta abierta, a pareceros al cristal, al hielo, a las estrellas. Quiero que aprendáis a desconfiar de vuestros sueños, de vuestros sueños poéticos, artísticos, imaginarios, partidarios de todo lo que conduce a la mentira. ¡Miradme! Yo soy la Verdad, terrible y maravillosa, que no tolera la más mínima sombra. Soy la perfecta inocencia que denuncia a todos los culpables. Yo soy la verdadera Belleza, que retira todos los velos y que se confunde con la luz". 

La Transparencia entonces levantó su dedo, el dedo de la verdad que acercó a sus ojos ardientes, y dijo a los académicos: "No se equivoquen, señoras y caballeros, soy la palabra más bella de su diccionario, la última virtud de un tiempo que ha enterrado a todas los demás ..."

Jean-Denis Bredin, 
Discurso sobre la virtud
pronunciado en la "Académie française" 
el 4 de diciembre de 1997

martes, 17 de enero de 2017

Siltolá. El merendero de Camus

Habría que buscar un lugar cómodo para poner un merendero donde se pudiera hacer carne a la brasa bajo una inscripción que dijera: "Esta revuelta de la carne, es el absurdo".

Seguimos en Siltolá. El cabo de Chateaubriand


Hay en el extremo norte de Siltolá un cabo sin nombre que merecería estar reservado a Chateaubriand. Sería suficiente con una humilde cruz de hierro medio herrumbrosa entre las rocas y esta inscripción a sus pies: "Un grand écrivain français a voulu reposer ici pour n'y entendre que le vent et la mer". Eso sí, el lugar ha de ser agreste y poblado de aves de paso, para que el visitante pueda sentarse a leer junto a la cruz: "Homme, la saison de ta migration n'est pas encore venue; attends que le vent de mort se lève, alors tu déploieras ton vol vers ces régions inconnues que ton coeur demande! Levez-vous vite, orages désirés, qui devez emporter René dans les espaces d'une autre vie!"

A mi amiga B., a la que debo respuesta, 
para que sepa que la distancia no es el olvido.

lunes, 16 de enero de 2017

Misterios de Siltolá


Mi nieto descubrió con emoción el trazado de una cruz en la isla de Siltolá, muy cerca de la Villa Isla del Tesoro. Dedujo que con toda probabilidad señalaba la presencia de un tesoro escondido. Estoy de acuerdo, pero ¿de qué tesoro? Tratándose de una isla literaria, pienso que podría tratarse de la biblioteca perdida del zar Iván IV Vasilyevich (Iván el Terrible). 

En 1472, el abuelo de Iván el Terrible, Iván III, que era un ávido coleccionista de libros, se casó con Soíia Paleóloga, sobrina del último emperador bizantino. Cuando ésta se instaló en Moscú, llevó consigo su biblioteca, que contenía -dicen- una buena parte de la Biblioteca de Constantinopla, así como manuscritos de la Biblioteca de Alejandría.

Ivan el Terrible incrementó los libros heredados de sus abuelos con importantes adquisiciones. Sabemos que en su biblioteca había muchos libros antiguos y modernos en ruso, griego, latín, hebreo, egipcio y chino. La biblioteca se conservaba en el sótano del Kremlin. 

Tras la muerte de Iván el Terrible, dejó de hablarse de la biblioteca. Desapareció. Algunos dicen que fue destruido en un incendio; otros aseguran que está oculta en algún sitio, esperando a que alguien la descubra.

domingo, 15 de enero de 2017

Siltolá

Mi nieto Bruno está fascinado con el mapa de la isla de Siltolá.


No duda de que el mapa es auténtico y de que Siltolá existe y esconde grande tesoros, 


pero no sabe cómo llegar hasta allí. Le he propuesto que comencemos el viaje por Sevilla, quizás en esta ciudad encontremos a alguien que pueda ofrecernos alguna pista. 

Sobre la cama (un domingo por la tarde)

Théâtre des ris et des pleurs
Lit! où je nais, et où je meurs,
Tu nous fais voir comment voisins
Sont nos plaisirs et chagrins.
- Isaac de Benserade


In bed we laugh, in bed we cry;
And born in bed, in bed we die;
The near approach a bed may show
Of human bliss to human woe.

- Traducción del Dr. Johnson

sábado, 14 de enero de 2017

Manolita Chen y nosotros

Un capítulo esencial de la historia sentimental de España.

En Metiendo Bulla

Gracias, José Luis.

Una mañana soleada en espera del frío


I
Hay un señor en Ocata al que sólo me encuentro una o dos veces al año, siempre cuando va a cambiar el tiempo. Mi conclusión es que vamos a pasar mucho frío, porque hoy me lo he encontrado y ha estado especialmente dicharachero.


II
La fortuna de ir al mercado y encontrar una merluza que merezca su nombre.

III
Comí el día 11 en Ocata, en La Cuina dels Capitans, con José Luis López Bulla y Jordi Amat. Y después de comer nos fuimos, luchando contra el viento rociado de la espuma de las olas, hasta Montgat. Hay experiencias en las que notas, mientras las estás viviendo, que están calando hondo.

IV
Me llama otro periodista para invitarme a que vaya a una televisión a hablar del juego. Le digo que antes debemos hablar nosotros sobre lo que entendemos ambos por el juego, porque no me gusta descubrir de repente que estoy defendiendo públicamente posturas contrarias a las que mis interlocutores pensaban que defendería cuando me invitaron. Le explico que la actual reivindicación del juego infantil y pedagógico nace de la absoluta desaparición del juego aventurero en el niño y que un juego domesticado sólo es medio juego. Que quien no ha corrido el riesgo de romperse un brazo, no ha tenido infancia y que entre Huckleberry Finn y la gamificación, Huckleberry, a ojos cerrados. Pero que en la escuela Huckleberry está prohibido. Demasiado riesgo. Me dice que ya me llamará. Él y yo sabíamos que no me llamaría.

V
Ayer vinieron de Tele 5 a entrevistarme a la Plaza de Ocata, que es donde recibo a las visitas. La cosa iba de niños blanditos. Tras la entrevista, la periodista me pidió consulta privada.

VI
Ando perdido en un laberinto. Llevo tiempo intentando escribir una apología del conservadurismo que se titulará La imaginación conservadora. No paro de chocar contra mis propios límites, dando vueltas en torno a una serie de interrogantes sin avanzar ni un palmo. Pensar es difícil y pensar bien, aún más y, por si fuera poco, con frecuencia es doloroso. Pero siento que precisamente aquí, en la experiencia del enfrentamiento con mis propios límites me juego la libertad que me permite mi inteligencia. 

miércoles, 11 de enero de 2017

La memoria


Algunas cosas muy elementales sobre la memoria:
  1. Lo que no está en la memoria, no se ha aprendido. Intenten buscarlo ustedes en otro sitio a ver si lo encuentran.
  2. La memoria es, básicamente, el residuo que deja la experiencia al pasar. Hay experiencias de todo tipo y todas dejan algún residuo, pero no todas las experiencias son educativas. La experiencia educativa es la que te deja un residuo (sea un concepto, un esquema o un hábito) lo suficientemente bien asentado como para facilitarte el acceso a una experiencia más compleja.
  3. A pesar de que, por razones que se me escapan, la memoria está hoy desprestigiada en la escuela, no conozco a nadie que no quisiera tener más memoria y más conocimientos en su memoria.
  4. Sin memoria, no hay creatividad, pues la creatividad consiste, básicamente, en ofrecer una respuesta nueva a un problema viejo y, para ello, es imprescindible conocer bien tanto el problema como las respuestas viejas, en caso contrario se corre el riesgo de pasarse la vida descubriendo el Mediterráneo.
  5. Sin memoria no hay pensamiento crítico, porque el pensamiento crítico es un ejercicio reflexivo que necesita pensamientos sobre los que reflexionar.
  6. Sin memoria no hay autonomía. Piensen en el dominio de las lenguas, la propia y las extranjeras y de los diferentes registros necesarios para desenvolverse en diferentes ambientes. 
  7. Cuando defiendes ante un grupo de profesores la importancia de la memoria, siempre hay alguno que se revuelve alegando que, bueno, la memoria, vale; pero la memorización no. Y entonces saca a relucir la famosa lista de los reyes godos. Yo suelo contestar que no me sé la lista, pero que no me molestaría nada saberla y que, en todo caso, sí sé si un rey determinado es godo o no. Añado que me estudié la lista de los reyes tracios cuando comisarié una exposición sobre la cultura tracia.

martes, 10 de enero de 2017

El Tostado, sobre el gobierno ideal


Defiende don Alonso de Madrigal, “El Tostado” en El gobierno ideal que la única ley estrictamente buena “es la evangélica, que prohíbe todo lo malo e incita a practicar todas las virtudes”, pero tiene un inconveniente, que no es políticamente practicable y si la impusiéramos, sería una ley "pésima”. 

“Necio sería aquel legislador que ordenase que la ley evangélica fuese observada en su totalidad bajo castigo en su régimen político. Dios al imponer leyes imperfectas a los hebreos, no les dio la mejor ley, sino una que contenía algunas deficiencias con relación a la ley perfecta. Y sin embargo esta era la conveniente para aquel pueblo.” 

Es posible que la ley que Dios le da a un pueblo sea al mismo tiempo imperfecta para este pueblo y pésima para otros. En cualquier caso, la ley política que prohíbe todos los males es la peor de todas.

lunes, 9 de enero de 2017

El poder del maestro...

... es mucho más grande de lo que alcanzáis a sospechar, queridos alumnos. Siempre nos reservamos un as en la manga.


Puede ser que algún día os pasemos la factura.

Desde Cuba

Mi amiga Tania Díaz Castro escribe desde Cuba para El Subjetivo: Cuba 2017. Un futuro nada claro.

Romanones, "Breviario de política experimental", y III

Lógica de la política

En la Economía todas las teorías son admisibles y, a la par, todos los economistas, grandes y chicos, se equivocan con frecuencia.

En política el mejor medio de saber es el de no preguntar.

Programa de gobierno que exceda  de una cuartilla está destinado a no cumplirse.


Ética de la política

Me asustan los periodos de euforia política. Son precursores siempre de las peores horas.


De la amistad política

En política todos los hombres son aprovechables. Unos, por sus virtudes; otros, por sus defectos.






domingo, 8 de enero de 2017

Romanones, "Breviario de política experimental", II

Psicología del gobernante

Al que gobierna le es esencial estar bien rodeado. Escoger colaboradores, aun los más modestos, requiere especial cuidado. No basta que sean inteligentes y cultos, abnegados y activos. Se necesita que al respirar el ambiente de la cumbre no se despierte en ellos la ambición.

El político es sincero cuando desde el gobierno lo ve todo rosa, y sincero también cuando en la oposición lo ve todo negro.

El que ambiciona títulos y honores nunca será enemigo terrible pues es fácil satisfacerlo.

De la madera de los "intelectuales" salen escasos y buenos políticos. De la de los filósofos, ninguno.

No he conocido ningún Gabinete sin descubrir en él quién pretende suceder a su Presidente.

La supremacía del Poder civil es frase vana cuando no se apoya en la fuerza militar.


El sentido de la orientación

Al político caído no se le da cuartel.

Son los ambiciosos los artífices de la grandeza de los pueblos.


Del dominio de sí mismo

Saber callar es ya saber mucho.

Si careces de fuerza para sufrir y resignarte, no sirves para político.

Al adulador en el fondo se le desprecia, pero no se le aleja.

Por lo común, quien pide consejo quiere que le aconsejes lo que ya está resuelto a hacer.

Cuando un hombre abre su corazón, es que se siente perdido. No abras tu corazón a nadie, y mucho menos en política.

sábado, 7 de enero de 2017

Romanones, "Breviario de política experimental" I


Monarquía

"Para que haya cortesanos no se precisa Corte ni soberanos. Surgen siempre alrededor del Poder, no importa en qué manos se encuentre éste. Sólo cambian los uniformes de los turiferarios".

"La verdad desnuda y aun semidesnuda es siempre poco grata para los oídos de las personas reales"

"La Monarquía constitucional es algo, lo bastante, y con ello tendremos que contentarnos".

"Dijo un día Prim en el Congreso: Nada más difícil que hacer un rey".

"A las personas reales no les place compartir los vivas y los elogios con nadie. Los mueras y las censuras ya es otra cosa".

Pueblo

"De tejas abajo, lo único inmenso es la credulidad humana. No tiene límites".

"Siempre estamos dispuestos a creer lo que nos conviene".

"Hay sueños de estadistas que cuestan muchas lágrimas a los pueblos".

"Los pueblos se dejan arrastrar con mayor facilidad por las ideas que menos comprenden".

"Es tan difícil gobernar un pueblo de incrédulos como uno de fanáticos"

Política exterior

"En la política exterior sólo tienen primacía los intereses".

De las luchas políticas

"Sólo es verdadera revolución la que sustituye los principios morales sobre los que se asienta la Sociedad. Las demás son motines, por grandes que sean sus estragos. Al final, las cosas quedan lo mismo".

"Las cuatro reglas de la política: suma cuanto puedas, resta lo menos posible, multiplica con cuidado y divide al adversario hasta hacerlo polvo".

"No hay habilidad que sustituya en eficacia a la fuerza".

Aprendí hace muchos años aquel proverbio castellano que dice: La desconfianza y el caldo de gallina nunca hicieron daño a nadie."

viernes, 6 de enero de 2017

Mis reyes magos


Me han traído los reyes, que por lo visto me conocen bien, el Breviario de política experimental del Conde de Romanones, un manual de realismo político con joyas como ésta: "Divide y vencerás, dice el proverbio. Mas, si puedes, no emplees tu fuerza en dividir al enemigo, sino en aniquilarle".

jueves, 5 de enero de 2017

Los Reyes Magos

Entre los evangelios canónicos sólo el de Mateo nos habla de unos magos que, procedentes de Oriente, llegaron a Jerusalén en tiempos de Herodes, preguntando por el rey de los judíos, que acababa de nacer. "Al ver su estrella en el oriente, hemos venido para adorarle". Tras permanecer un tiempo en Jerusalén, retomaron su viaje "y la estrella que habían visto en el Oriente iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo encima del lugar donde estaba el niño. Al ver la estrella se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa; vieron al niño con María su madre y, postrándose, le adoraron; abrieron luego sus cofres y le ofrecieron dones de oro, incienso y mirra". Mateo sitúa la acción claramente en una casa (oikía). 

¿Quienes son estos magos? 

Si los evangelios canónicos son parcos hablando de ellos, los llamados evangelios apócrifos (escritos entre los siglos III y IV, pero que recogen narraciones orales más antiguas) ofrecen detalles complementarios de gran interés para poder reconstruir su historia -legendaria o no.

El Protoevangelio de Santiago asegura que los magos le contaron a Herodes que habían visto en Oriente "una estrella muy grande que brillaba entre las otras estrellas y las eclipsaba, haciéndolas desaparecer". Curiosamente, mientras están en Jerusalén esta estrella desaparece y solo reaparece cuando vuelven a ponerse en camino, para indicarles cómo se va a Belén. "Volvió de nuevo a guiarlos hasta que llegaron a la cueva (spelaion) y se puso sobre ella. Entonces los magos vieron al niño con su madre María, y sacaron los dones de sus cofres".

El Evangelio del Pseudo-Mateo dice que llegaron a Jerusalén cuando el niño Jesús ya tenía dos años. Coincide con el de Santiago en asegurar que desapareció la estrella que los guiaba cuando entraron en esta ciudad, por lo que se tuvieron que orientar preguntando: "¿Dónde está el rey que os ha nacido? Pues vimos su estrella en Oriente y venimos a adorarlo". Al ponerse de nuevo en camino (in vía) "brilló de nuevo la estrella y al verla, los magos se llenaron de júbilo. Iba delante de ellos, sirviéndoles de guía hasta que llegaron al lugar donde se encontraba el niño, una casa (domus) donde lo encontraron sentado en el regazo de su madre. Entonces abrieron sus cofres y dieron a José y a María cuantiosos regalos. A continuación cada uno de ellos ofreció al niño una moneda de oro. Finalmente, el primero le presentó una ofrenda de oro, el segundo, una de incienso, y el tercero, una de mirra."

En el Liber de Infantia Salvatori, José ve llegar a los magos desde lejos y sale a su encuentro. Sospecha que son adivinos (augures), porque observan todo con interés y discuten entre ellos el sentido de lo que ven. José deduce que son forasteros porque "su vestimenta es diferente de la nuestra: su vestido es amplísimo y de color oscuro. Llevan birretes en la cabeza y pantalones muy amplios". Cuando llegaron, no se detuvieron a saludar a José, sino que entraron directamente en la cueva (spelunca). José, sorprendido, se interesó por sus intenciones: "¿Quiénes sois para dirigiros así a mi albergue (hospitium)". Ellos le contestaron que la estrella que los conducía había entrado en la cueva. Era una estrella singular, pues "no giraba en el centro del cielo, como suelen hacerlo las estrellas fijas y también los planetas".

El Evangelio siro-árabe de la infancia (siglo V) quiere que los magos se pongan en camino siguiendo una predicción de Zaratustra.

El Evangelio armenio de la infancia (siglo VI) nos da los nombres de los magos. "Eran tres hermanos: Melk, el primero, que reinaba sobre los persas, después, Baltasar, que reinaba sobre los indios, y el tercero, Gaspar, que tenía en posesión el país de los árabes."

Otros dos textos antiguos nos hablan sobre los magos, La leyenda de Afrodisiano y La revelación de los reyes magos.

La leyenda de Afrodisiano un un texto agnóstico apócrifo del siglo III que comienza contando que en un templo pagano de Persia las estatuas se pudieron de repente a cantar y a bailar anunciando que la diosa Hera ha quedado embarazada de Zeus. En ese mismo momento aparece una estrella sobre la estatua de Hera mientras se escucha una voz del cielo, y las estatuas que estaban bailando caen al suelo. Los sabios de la corte interpretan estos hechos como el anuncio de que un rey debe nacer en Judea. Esa misma noche el dios Dioniso les confirma esta interpretación. A consecuencia de esto, el rey envía a los magos a Judea con regalos. La estrella va indicándoles el camino. Llegan así a Jerusalén, donde se encuentran con el rey de los judíos y, finalmente, dan con Belén. Cuando regresan a Persia, llevan con ellos un retrato de Jesús y María que guardan en el templo donde la estrella apareció por primera vez.

La revelación de los reyes magos es del siglo V. Los magos vivían en la tierra de Shir, en el Lejano Oriente, donde residen los descendientes de Set, el tercer hijo de Adán y Eva, que transmitió a su pueblo una profecía que había recibido de su padre Adán, según la cual un día una estrella increíblemente brillante anunciaría el nacimiento de Dios en forma humana. Cada año, los magos de Shir ascendían a una montaña en la que se encontraba una cueva donde se conservaban la sabiduría de Seth y los tesoros de Adán. Es aquí donde se les aparece la estrella prometida, más brillante que el sol, en la forma de un radiante y diminuto ser humano, que les dice que se pongan en camino hacia Belén. La estrella los precede eliminando los obstáculos que se les presentan. Una vez que llegan a Belén, María les acusa de querer robar al niño, pero ellos le informan que es el salvador del mundo.

Víspera de reyes






Dos viejos amigos en la plaza de Ocata

Se han encontrado inesperadamente e, inmediatamente, la memoria ha comenzado a hervir, trayendo hasta la superficie tantas cosas que andan habitualmente sumergidas bajo la espuma de los días.

Han hablado, claro, de sus mujeres y han coincidido, como no podía ser menos, en que no hay nada que una mujer desee con más intensidad que ser oída (sobre lo que les cuesta a ambos amigos mantener la ficción de la escucha atenta, habría mucho que decir, pero sería muy indiscreto además de políticamente incorrecto, pero están de acuerdo en que el deseo de mantener la ficción es una prueba de amor, porque ellos lo practican exclusivamente con casi todas las mujeres, aunque uno de los dos ha refinado el arte de la escucha aparente con tal maestría que es digno de observar cómo se transforma, se pone un dedo en la mejilla, inclina la cabeza, adquiere un aire ligeramente desvalido... y piensa en cualquier otra cosa). No es que no quieran oír. Su intención es buena, pero su resistencia escasa. Sus mujeres, que los conocen muy bien y hace mucho tiempo que no se dejan engañar, estaban presentes y los han tratado de criaturas. Ellos no solamente han estado de acuerdo, sino que han vuelto a coincidir en que un hombre tiene muchos motivos para casarse (con una mujer, se entiende), pero que el principal de ellos es su necesidad de que haya un adulto en su casa. Entonces ellas se han desinteresado de ellos y ellos han podido seguir haciendo comentarios infantiles impunemente, como si se creyeran todo lo que dicen. 

miércoles, 4 de enero de 2017

Sobre la cultura terapéutica



Mantengo con el psicólogo suizo Alain Valterio una relación ambigua. Por una parte, me cuesta aceptar su filiación jungiana, pero, por otra, lo considero un buen aliado en la denuncia de la sociedad terapéutica (ustedes ya conocen mi admiración por Philip Rieff) o, como hoy prefiero llamarla del psicosocialismo que, básicamente consiste en la sustitución de la Iglesia por la clínica. 

Me gustó la manera como Valterio denunciaba la neurosis provocada por la psicologización de las mentalidades y me gusta su último libro, Brèves de psy. Básicamente lo que hace es mostrar que su majestad Psy va desnuda, pero alertando de que nuestra resistencia a aceptar la evidencia de su desnudez está provocando una “histerización” permanente de cualquier dificultad existencial, especialmente de las que surgen inevitablemente en las relaciones entre padres e hijos. “La cultura terapéutica refleja la sociedad que ha renunciado a la excelencia, a la grandeza o a la revolución política para poner el acento sobre el cuidado, el bienestar, la erradicación de la enfermedad y el sufrimiento. En este sentido es una utopía anti-trágica, pues el ser humano es incurable, lo cual no impide conocer pequeños alivios transitorios.” El hombre terapéutico está atrapado en su obsesión por la autoestima y el descubrimiento de traumas ocultos que lo lleva a ser un hurón permanente de sí mismo.

Algunas frases de Valterio:
  • "De tanto escuchar a los niños, acaban por decir cualquier cosa".
  • "Un mundo que se adapta demasiado a los niños, los priva de ciertos apetitos que le permitirían disfrutar de su salida del redil familiar" 
  • "Lo que más se le reprocha al padre es no comportarse como una segunda madre".
  • "Nuestra progenitura necesita enfrentarse a dificultades para construirse. Metafóricamente, necesita enfrentarse al ogro que la aterroriza y la obliga a superarse. Hoy, con el predominio de la psicología, los niños están tan protegidos en su familia que cuando se enfrentan al mundo verdadero, están sin recursos".
  • "El pensamiento libertario de los años 60 ha creído que debía abolir las diferencias entre padres y madres. Pero el inconsciente se ríe de las modas".
  • "Yo estoy por un retorno de la autoridad en casa. Lo que es formador para los niños es poder elevar los ojos hacia su padre, no que el padre baje los suyos hacia él".
  • "No se evoluciona leyendo libros de autoayuda de la misma manera que no se adelgaza leyendo libros de dietética."

Claro que, por otra parte, no puedo evitar pensar, al leer a Valterio, en aquella advertencia de Rieff: "No hay que ser pesimista. Al fin y al cabo, la terapia es mejor que nada". 

martes, 3 de enero de 2017

Sobre el tartarinismo de los catalanes

Artículo de Miguel de los Santos Oliver en La Vanguardia el 14 de diciembre de 1907. 
Animo a leerlo con una mirada desarmada.



Seguir leyendo

domingo, 1 de enero de 2017

Cosas que he aprendido en 2016

  1. Que el populismo son los otros.
  2. Que teniendo muy buenas intenciones, no importan los malos resultados.
  3. Que las noticias que importan no son las que informan, sino las que emocionan. 
  4. Que las noticias que emocionan congregan a un gran número de lectores que se pueden vender en bloque a los anunciantes.
  5. Que las buenas gentes se caracterizan por pedirle a la política más de lo que ésta puede dar de sí.
  6. Que las buenas gentes son la plaga de nuestro tiempo.
  7. Que nunca, jamás, la humanidad ha aprendido nada de la historia. En consecuencia, no hemos aprendido nada de la crisis. Así podemos repetir errores, porque inventar errores nuevos exigiría demasiada creatividad de nuestra parte.
  8. Que no hay nada más importante que aprender a ver y que cuanto más aprendes a ver, más te callas.
  9. Que los intelectuales son todos militantes del PDF (Partido Del Déficit).
  10. Que el aumento de la corrección política demuestra que no hay liberación que no traiga bajo el brazo una lista de pecados mayor que la que pretende eliminar. Que las revoluciones son la sustitución de un catecismo por otro con más páginas.
  11. Que cada vez que se reclama libertad, se acaba incrementando el poder del Estado.
  12. Que el negocio de convertir el descontento en resentimiento es la empresa fundamental de la política.
  13. Que cuando crees ver algo nuevo bajo el sol es que se te ha metido una mota en el ojo.
  14. Que una familia normalica es un chollo.
  15. Que está bien que a medida que envejecemos vayamos perdiendo vista, así nos vemos siempre idénticos en el espejo. Que no está mal ir perdiendo capacidad auditiva, porque puedes ir asintiendo sin oírlos a los que te rodean. Con mucha probabilidad todo lo que esperan de ti es ese asentimiento.  
  16. Que no conviene ponerse gafas para mirarse al espejo.
  17. Que debiera haber aprendido 17 cosas, para que el post quedara más redondo.

Más allá de las palabras

"Un par de años antes de su muerte, Isaiah Berlin imaginaba su funeral como un concierto: Alfred Brendel tocando una sonata de S...