sábado, 15 de abril de 2017

Sábado Santo


Sábado Santo, San Nihilismo.

El sepulcro ha sido cerrado. El sagrario está abierto y vacío.

Dios ha muerto sin necesidad de esperar a que llegara Nietzsche a certificarlo.

El silencio es real. Este sábado sólo es santo para quien se atreva transitar por esta realidad.

No se trata de un silencio elegido para facilitar la meditación, sino de un silencio impuesto, desolador. Es el desierto del alma.

Las últimas palabras de Jesús resuenan en nuestros oídos: "¿Por qué me has abandonado?"

"Consummatum est".

No hay luz ninguna. Lo que resplandece es la oscuridad: "Fulget crucis mysterium."

Este sábado la fe se queda sin fundamento.

"Y ninguno le dijo una palabra, porque veían que el dolor era muy grande" (Job. 2, 13).

No es el de hoy un reposo sabático, sino la constatación de que ni la duda ni, incluso, la negación son ajenas al cristianismo. 

"¿Por qué me has abandonado?"

Luego, ha sido abandonado.

Luego, hemos sido abandonados.

7 comentarios:

  1. Nacemos y morimos solos, y aceptar esta soledad existencial és el màs alto signo de madurez y abertura a la vida, tal como és, sin florituras ni aspavientos. Y bien significativo que despues de eso la resureccion.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Querido Rafael, he pensado mucho en eso. ¿Continuará? El Sábado Santo ha de ser vivido como el fin. Como el punto final. En caso contrario, el domingo no sería una sorpresa. Si el sábado fuera sólo un capítulo intermedio de una saga, el Domingo de Resurrección sería una rutina. ¿Lo es?

      Eliminar
    2. He buscado como un loco un poema al Sábado Santo que me encantó. Pero ni recuerdo su autor ni ha tenido a bien aparecérseme. El caso es que con mucho salero su autor decía algo así como que el Sábado Santo no podía estar triste porque ya sabía lo que venía.

      Estoy convencido que como en tantas ocasiones tiene usted razón. Tanta que confieso que también vivo mis sábados de silencio angustioso, pero siempre busca uno escapar al escrito de "malvenida" del infierno de Dante aferrándose a un rayo de esperanza, sobre todo sabiendo que Cristo siempre guarda el vino bueno para el final.

      Un abrazo grande !y felices Pascuas!

      Eliminar
    3. El Doming de Resurrección no puede ser una fecha en un calendario, porque entonces se convertiría en un hecho mecánico, cuando, en realidad, la Resurrección es algo completamente insólito, inaudito, sorprendente, inesperado y, en el fondo, absurdo. Pero quizás la única manera de entender el sentido de San Nihilismo sea a la manera de Tertuliano:
      "Crucifixus est Dei Filius, non pudet, quia pudendum est;
      et mortuus est Dei Filius, prorsus credibile est, quia ineptum est;
      et sepultus resurrexit, certum est, quia impossibile".
      — De Carne Christi V, 4.

      Eliminar
  3. No! nacemos junto a alguien y morimos normalmente acompañados.
    Es cuando vivimos!, que lo hacemos en solitud.

    ResponderEliminar

Francia y nosotros

Conviene escribir de aquello que no acabamos de entender porque frecuentemente escribiendo nos vamos entendiendo.  Creo que todos tenem...