miércoles, 23 de noviembre de 2016

Pamplona, estos días de noviembre




Chateaubriand, Memorias de ultratumba: “Las escenas otoñales poseen un inevitable carácter moral: esas hojas que caen como nuestros años, esas flores que se marchitan como nuestras horas, esas nubes que se esfuman como nuestras ilusiones…”


Josep Pla, El cuaderno gris:  9 de noviembre de 1918: “La desesperación absurda que en ciertas personas produce la visión de la caída de las hojas y de los árboles desarropados, que ha producido tantas poesías, puede resistir apenas el sentido del ridículo. La caída de la hoja tiene la intrascendencia de la mecánica vital.”


Pero es que el hombre, Pla, no soporta según que intrascendencias.

5 comentarios:

  1. ¿Tiene que ver con la dehiscencia que mencionaste antes?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pensaba en ella, pero todo tiene que ver con la desistencia.

      Eliminar
  2. ¿Y es intrascendente la "mecánica vital"? Tengo serias dudas. A mí me parece asombrosamente trascendente. Hasta ciencias tan aparentemente "mecánicas" como las matemáticas son trascendentes. Si no que se lo pregunten a Gödel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, aun en el caso en que redujéramos todo a mecánica (el gran reloj cartesiano), sería difícil suprimir la sorpresa ante un ser, el hombre, que habría sido dado mecánicamente y que tendría la posibilidad de contemplar la mecánica; es decir el hombre sería la mecánica contemplándose no mecánicamente a sí misma.

      Eliminar
  3. "Pero es que el hombre, Pla, no soporta según que intrascendencias."

    No entiendo muy bien esa frase. ¿Significa que el hombre no soporta todas las intranscendencias?

    ResponderEliminar