miércoles, 23 de noviembre de 2016

Me voy a Andalucía

A Sevilla: 


Y a Huelva:


9 comentarios:

  1. Sevilla. Huelva. En Zaragoza estamos esperando que "huelva".

    ResponderEliminar
  2. Que pasa Don Gregorio le llaman desde todas las partes de la península y de Europa, pero en el pueblo donde reside ¿no le dan la palabra? No se preocupe yo no poseo su gran capacidad pero el otro día tuve que imponerme allí donde si tengo derecho a ella, con la frase Me niego tener que tomar la palabra al asalto, y no me resigno a ser un invitado de piedra. Allí donde parece ser si tengo que firmar un acta, pero sin derecho a voz. Lo que Ud. dice hace falta pedagogia, pero ya no para adolescentes, si no para adultos. De aquellos polvos estos lodos.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. ¡Muy buenas, D. Gregorio!
    El otro día tuve el placer de escucharle en la conferencia que dio en Sevilla. Como era de esperar no defraudó mis expectativas y salí muy satisfecho de la misma (merecieron la pena los 100 Km que recorrí).
    No obstante, habló usted a cerca de la neurociencia y no tuve oportunidad de apuntarlo. Decía usted que la neurociencia esta en "pañales" y que decía cosas contradictorias. ¿Cuales son esos argumentos contradictorios? ¿Sería tan amable de aclarármelos?
    Un saludo y gracias de antemano.
    David Romero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues me hubiera gustado saludarte!
      Si me envías una dirección de correo electrónico, te haré llegar algunos estudios relevantes sobre esta cuestión.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Pues Don Gregorio, lamentablemente me es difícil trasladarme por cuestiones personales; pero ya puesto a saber que hablo de Neurociencias, me gustaría recibir también sus críticas ya que es materia que me interesa y bien sabe Ud. el respeto que le tengo incluso en aquello que pudiera no estar de acuerdo, ya que sus intervenciones siempre son razonadas y profundamente razonadas. Como la propia palabra dice Neurociencia; ergo si no es ciencia debería de perder su apellido. Mi correo electrónico por si o lo tiene es rubeamp1@telefonica.net Aprovecho para saludarle muy cordialmente Ruben

    ResponderEliminar
  7. Perdón apostillo mi post anterior. Estoy de acuerdo con Ud. que las neurociencias esta en pañales, pero si es cierto que hay aspectos que estan completamente contrastados.

    ResponderEliminar
  8. 1) Las neurociencias tienen, sin duda, un gran futuro.
    2) Su presente, sin embargo, es más bien polémico. Esto no es una crítica. La polémica es el estado habitual de una ciencia en su proceso constituyente (por decirlo así).
    3) No se pueden negar que hay muchos avances sobre informaciones de detalle. El problema es que lo que no sabemos es muchísimo mayor que lo que sabemos y frente a esa ignorancia el "ars nesciende", que decía Vives, es una actitud prudente.
    4) Lo que podemos criticar no tanto de las neurociencias, como de las propuestas de algunos divulgadores de las neurociencias es que el paso del funcionamiento de una estructura neuronal tal como está representada en una determinada tecnología, a la previsión del comportamiento pueda hacerse alegremente. Si el cerebro es una unidad funcional, hay que ir con pies de plomo a la hora de dogmatizar sobre las relaciones entre el todo y la parte.
    5) Cuando se dice que tal actividad tiene repercusiones en la estructura neuronal, se está diciendo más bien poco porque toda actividad o inactividad tiene repercusiones cerebrales.
    6) Determinados comportamientos afectan al aprendizaje, como es obvio. Pero no es menos obvio que el aprendizaje afecta a los comportamientos.
    ...

    ResponderEliminar