domingo, 6 de noviembre de 2016

El precio como criterio estético

“Ningún artista moderno puede esperar que se rece ante su obra, que se espere alguna ayuda práctica de ella o se quiera ahuyentar los peligros que podrían surgir de ella. Lo máximo que uno está dispuesto a hacer hoy frente a una obra de arte es considerarla interesante y preguntar en todo caso por su precio. El precio inmuniza hasta cierto punto a la obra de arte contra el gusto del público. Muchas obras que actualmente se conservan en los museos habrían terminado hace tiempo en la basura si el efecto inmediato del gusto del público no hubiera estado limitado por consideraciones económicas”
Boris Groys, 
Introducción a la antifilosofía

2 comentarios:

  1. ¿Está traducido ya este libro al español? Sé que hay una versión inglesa y yo tengo la alemana de 2009. Disfruté especialmente con el capítulo dedicado a Alexandre Kojève. Groys se ha "criado" en Rusia y conoce bien el trasfondo de mística ortodoxa que hay detrás del pensamiento aparentemente sólo hegeliano de Kojève.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo publicó en junio la Argentina Eterna Cadencia. Me gusta constatar que coincidimos en el aprecio a Kojève.

      Eliminar