jueves, 29 de septiembre de 2016

¡Oh!, cómo cansa el orden

¡Oh!, cómo cansa el orden; no hay locura
igual a la del lógico severo
y aquí renegar quiero
de la literatura
y de aquellos que buscan proporciones
en la humana figura
y miden a compás sus perfecciones.

Espronceda, El diablo mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mail a un amigo

Tras escribir "Querido amigo" me ha parecido que no hacia falta añadir nada más. Así que no he añadido nada más.