miércoles, 22 de junio de 2016

La educación y la moda.

I
Educamos a nuestros hijos como los vestimos, a la moda.

II
Esto es así tanto en casa como en la escuela y los medios de comunicación.

III
Conviene no despreciar la moda, porque es un fenómeno antropológico fundamental. Cuando tenemos tanta necesidad de ponernos cosas distintas encima es que la necesidad de cubrir la desnudez no es cultural. 

IV
Pero la moda cambia. No necesariamente progresa. Der ahí que ir hoy a la moda no garantiza que vayamos de moda pasado mañana.

V
A meditar: La moda y la específica racionalidad pedagógica. La pulsión por estar a la última. Lo pasado de moda como sinónimo de mala educación, etc.

13 comentarios:

  1. Aparte que no estoy de acuerdo en lo de los hijos, al menos en nuestro caso, nunca se llega a ir a la moda, como mucho se va a la penúltima moda, a no ser que una fuera David Bowie. Y fíjese que Oscar Wilde (y ha llovido) ya la criticaba cuando decía aquello de que debia ser muy fea para que la cambiaran cada seis meses, se ve que no coincidió con Amancio y la moda pronta.

    'Educamos a nuestros hijos como los vestimos, a la moda'. Esta frase y con todos los respetos, me ha molestado, porque no es cierta, ni les educamos ni les vestimos a la moda, eso era antes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues siento molestarle, de verdad, don Francesc. Pero eso es exactamente lo que pienso. Lo cual, evidentemente, no significa que esté en lo cierto.

      Eliminar
    2. Me atrevería a decir que los vestimos y los educamos "como podemos", que no es poco...

      Eliminar
  2. Creo que don Gregorio se refiere a la concatenación de sistemas educativos modernos y "a la moda de París" (aunque en realidad es a la moda anglosajona) que sufrimos en vertiginosa sucesión desde hace unas décadas. Yo lo que no acabo de comprender es por qué el vestirnos no es algo cultural. Bueno, será mitad biológico, mitad cultural, como casi todo. Pero tal vez me equivoque.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enrique: vestirnos es un proceso cultural, la necesidad de cubrir nuestra desnudez, me parece que no. Me atrevo a decir que el hombre es el animal que por naturaleza, necesita rediseñarse continuamente.

      Eliminar
    2. Cubrir nuestra desnudez tal vez sea el proceso cultural por excelencia ya que contribuye notablemente a la represión de nuestros instintos, siendo a su vez un principio que no puede ser reprimido. Pero tampoco estoy tan seguro.

      Eliminar
    3. Hace años, cuando yo era profesor en una escuela de diseño, acostumbraba a pedirles a mis alumnos cómo sería un hombre sin ningún agregado cultural. Un hombre sin ningún tipo de diseño cultural. El ejercicio es interesante porque nos conduce al feto. Es curioso que los actuales jóvenes, cuando han estado a punto de conquistar la desnudez, se han apresurado a subirse la piel con tatuajes, que es una forma de vestirla.

      Eliminar
    4. Es verdad que hasta las chicas que van de uniforme a la escuela se las apañan para dotar de personalidad su indumentaria en serie. Pero yo distinguiría cultura como identidad (diversificada) y cultura como represión de los instintos (rasgo común y profundo de todas las culturas), es decir, como autorrepresión para vivir en sociedad. Los instintos no desaparecen, pero quedan regulados. Se estipula en qué condiciones y bajo qué circunstancias puede uno quitarse la ropa. A mí me sorprende la situación actual en la que la represión es tal que debemos permanecer impasibles (por represión cultural) ante los cuerpos desnudos. La reacción más violenta contra eso a lo mejor es el burka.

      Eliminar
  3. Más que los padres, que también se apuntan a la moda y más cuando esta quita trabajo o compromiso (ahora toca no a los deberes), yo diría que eso afecta a los profesionales de la pedagogía y profesores engagés que, como otros intelectuales, tienen una mercancía que caduca y que hay que renovarla cada cierto tiempo por aquello de que los tiempos cambian. Y sí, cambian, desde luego, pero no tanto como las modas pedagógicas.

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo aunque las modas pesan en todo, incluso en nuestras creencias morales y éticas, lo que pasa es que no nos gusta haber de admitirlo. Creo que a Descartes eso de las modas en el vestir ya le preocupaba y hacía sus paralelismos, aunque también caían en la moda obligatoria sobre cosas más aparentemente profundas.

    ResponderEliminar
  5. Me llevó mi tiempo convencerme que "de hippie" iba más de uniforme que con chaqueta y corbata, aunque llevo unos 50 años sin haber usado jamás una corbata.

    ResponderEliminar
  6. Interesantes las reflexiones.

    Gracias

    ResponderEliminar
  7. Me he topado con esto. Entrevista a Ricardo Moreno, autor del "Panfleto antipedagógico" y ahora de "La conjura de los ignorantes. De cómo los pedagogos han destruido la enseñanza":

    http://esradio.libertaddigital.com/fonoteca/2016-06-12/entrevista-a-moreno-castillo-101795.html

    ResponderEliminar