jueves, 28 de abril de 2016

Me and Mrs. Jones


El tiempo sigue construyendo melancólicas estatuas de sal a nuestras espaldas. Pero juro que hubo un tiempo en que yo bailaba esto con entusiasmo de pulpo (si me aceptaban como animal de compañía).

6 comentarios:

  1. ya se que no es lo mismo, pero esta gente de Almeria tienen una versión digna. Son Insólito Club. Hace ya tiempo, fíjese usted que les oí en el programa de Albert de la Torre en Radio Barcelona creo que era, donde el niño SOSTRES de sent soví recitaba Gil de Biedma.

    https://www.youtube.com/watch?v=_MIKtYFxEoE

    ResponderEliminar
  2. Mi primer baile fue con esta canción. En Torredembarra. Entonces aún no sabía que sería el primero y casi único por mi incompetencia congénita para moverme con gracia. En fin. Felicidades por El cielo prometido, leído en dos días, pero que aún no me he quitado de la cabeza.
    Paco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los hombres de verdad no saben bailar. Y gracias.

      Eliminar
  3. no hay como el entusiasmo de un cefalópodo ¿verdad?

    ResponderEliminar