miércoles, 16 de marzo de 2016

¿Neurociencia o neuroideología?


2 comentarios:

  1. De todo el esquema, para mí,el recuadro que no tiene desperdicio es el de "En el aula". Mis puntos favoritos son.
    -El profesor no es el que da la educación, es el que conoce a los estudiantes: vaya, hemos pasado de la hermosa tarea de instruir a la imposible de conocer a nuestros estudiantes. A mí ya me parece todo un reto aquello de "Conócete a ti mismo"·
    -El profesor debe ser el guía, no el dueño del conocimiento: el conocimiento es patrimonio de la humanidad, todos somos sus dueños, el profesor el primero y posteriormente los alumnos, que también habrán de convertirse en dueños del conocimiento, aunque no sin esfuerzo. El conocimiento es una herencia que va pasando de unos dueños a otros.
    - Los mejores profesores son los compañeros de clase: déjense de recortes en educación. Cierren sin más las escuelas, y que los niños se enseñen unos a otros en las plazas y parques. De seguir existiendo las aulas y los profesores, que estos, a final de mes, compartan su nómina con los alumnos.

    ¿Compartirán estos señores de Telefónica, Robotix y TIC4GOOD su sueldo con nosotros? ¿Por qué nunca se aplican sus propias recetas educativas?

    Ah¡ y la frase apocalíptica en el recuadro de "Tiempos de aprendizaje": "Bajo ninguna circunstancia deben ser más de 15 minutos consecutivos de contenido". Yo habría añadido: bajo peligro de reblandecimiento cerebral...como ha demostrado la neurociencia.


    Saludos don Gregorio.

    ResponderEliminar
  2. "No permitir agrupaciones sociales al azar durante más del 20% de la jornada escolar". Vaya, los profesores tienen prohibido enseñar cosas, pero se les concede la más increíble de las tiranías: decirle a cada cuál quiénes deben ser sus amigos, y durante cuánto tiempo. Como siempre, las grandes proclamas superlibertarias acaban llevando directamente al totalitarismo más despiadado.

    athini_glaucopis@hotmail.com

    ResponderEliminar