jueves, 7 de enero de 2016

Sorpresas que uno se encuentra por la calle


1 comentario:

  1. Es evidente que el esfuerzo sirve para algo. Hay muchas maneras de empezar bien el año, pero esta es más que un regalo.
    Como nos mueve el deseo, aprovecho la ocasión para desearte un feliz y fructífero 2016.

    ResponderEliminar

Mis espías nunca vuelven sólo una vez

Esta tarde he participado en la presentación de un libro de Pep Masabeu: 20 històries de superació al Raval . Al terminar se me acerca un s...